4 de septiembre de 2017 / 0:36 / en 19 días

Marcadas diferencias en tema laboral afloran en conversaciones del TLCAN en México

Por Dave Graham y Sharay Angulo

CIUDAD DE MÉXICO, 3 sep (Reuters) - Tensiones por las diferencias en los salarios de los trabajadores mexicanos y sus pares canadienses y estadounidenses surgieron el domingo, cuando los negociadores discutieron las reglas del mercado laboral en las conversaciones para reformar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El mayor sindicato del sector privado de Canadá dijo que si México no puede estar de acuerdo con mejores estándares laborales, el TLCAN debe ser desechado, chocando con empresarios mexicanos que argumentan que los derechos de los trabajadores es un tema que cada país debe resolver internamente.

Líderes políticos y empresariales de México resisten firmemente a las demandas de alinear salarios con los niveles de Estados Unidos y Canadá, argumentando que la gran ventaja de los costos que el país disfruta sobre sus pares más ricos debería disminuir a medida que avance el desarrollo económico.

Los líderes sindicales de las dos naciones más ricas dicen que las normas laborales más laxas y los bajos salarios en México han aumentado los beneficios corporativos a expensas de los trabajadores canadienses y estadounidenses.

Lo anterior convirtió la resolución del tema en un gran campo de batalla durante las conversaciones del TLCAN.

Jerry Dias, presidente nacional del sindicato canadiense Unifor, dijo que el TLCAN había sido un “pésimo acuerdo comercial para la clase trabajadora” y que el sindicato estaba presionando a su gobierno para que se alejara de las conversaciones si no puede asegurarles un mejor trato.

La retribución de los trabajadores es una cuestión delicada en México, un país con una fuerte desigualdad que durante años ha luchado para aliviar la pobreza, que alcanza a más del 40 por ciento de la población.

Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario de México, dijo que más comercio y no la intervención en los mercados laborales de cada país, era la mejor manera para que la región crezca económicamente.

“México no puede meterse en el tema laboral de Estados Unidos, de Canadá. Lo mismo pedimos: que no se metan en estos temas”, dijo a periodistas durante las conversaciones.

Los líderes empresariales mexicanos argumentan que la integración de México en las cadenas de suministro de América del Norte ha hecho que toda la región sea más competitiva. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que los salarios en el país han sufrido fuertes presiones a la baja.

De 2001 a 2015, los salarios mexicanos por hora en dólares estadounidenses crecieron sólo un 9 por ciento, menos que en Estados Unidos y muy por debajo del aumento de 120 por ciento en Brasil, según un informe de Moody‘s. (Reporte adicional de David Lawder y Michael O‘Boyle. Traducción de Miguel Angel Gutiérrez/Editado por Gabriel Burin)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below