11 de febrero de 2016 / 21:59 / en 2 años

ACTUALIZA 1-Líder ortodoxo ruso llega a Cuba para histórico encuentro con Papa Francisco

(Agrega llegada a La Habana, citas y recibimiento por parte del presidente Raúl Castro)

Por Daniel Trotta

LA HABANA, 11 feb (Reuters) - El líder de la Iglesia ortodoxa rusa arribó el jueves a Cuba, un día antes de una reunión en La Habana con el Papa Francisco en la que se espera que aborden las profundas diferencias de más de 1.000 años entre la rama occidental y oriental del cristianismo.

El presidente cubano, Raúl Castro, un aliado de Rusia que recibió a Francisco hace cinco meses, gestionó la reunión, la primera en la historia entre un Papa y un patriarca ortodoxo ruso.

Castro recibió en el aeropuerto de La Habana al patriarca Kirill, quien lució una larga barba blanca, un sombrero en forma de cúpula y una vestimenta blanca y negra. “He llegado aquí para una visita de amistad. Estos sentimientos buenos entre los dos pueblos se conservan”, dijo Kirill a periodistas.

Castro, de 84 años, dialogará en privado con el patriarca Kirill el viernes poco antes de la llegada de Francisco a la isla, una escala en su viaje a México.

El Papa y el Vaticano ayudaron de manera significativa, a través de conversaciones secretas que duraron meses, al acercamiento entre Cuba y Estados Unidos tras más de cinco décadas de enemistad ideológica.

Ahora, Francisco intentará reparar una diferencia mucho más profunda. La Ortodoxia Oriental se separó de Roma en el Gran Cisma de 1054. La Iglesia rusa cuenta actualmente con unos 165 millones de los 250 millones de cristianos ortodoxos del mundo.

El Vaticano y el Patriarcado de Moscú informaron de manera sorpresiva su encuentro en La Habana con una semana de antelación. Francisco hará una escala de tres horas en Cuba para su reunión con el patriarca Kirill camino a México.

Kirill tendrá una estancia más prolongada en la isla. También visitará la pequeña pero simbólica Iglesia ortodoxa en Cuba, construida entre el 2004 y el 2008 y a la que asiste una comunidad rusa residente en la isla desde las décadas de la influencia soviética en el país caribeño.

Se espera que ambos líderes religiosos aborden la finalización de la persecución y matanza de los cristianos en Oriente Medio, así como las diferencias bilaterales entre las Iglesias.

El presidente ruso Vladimir Putin mejoró las relaciones con Cuba tras el colapso de la Unión Soviética, principal benefactor del Gobierno de la isla hasta principios de la década de 1990.

En 2001, durante el primer mandato de Putin, el ex presidente Fidel Castro aprobó la construcción del templo ortodoxo ruso en la isla, edificado frente a la bahía de La Habana, actualmente una zona turística en auge.

En el 2004, siendo jefe del departamento de asuntos exteriores de la Iglesia rusa, Kirill aterrizó en La Habana para presidir una ceremonia que incluyó la colocación de la primera piedra del templo.

Cerca de una decena de personas asistió el domingo a los servicios religiosos que se ofrecen regularmente en el templo. Entre los fieles estaba Tatiana Serrata Shilova, una ingeniera civil jubilada que vive en Cuba desde hace 50 años.

“Para mí es algo espiritual esta reunión entre Kirill y el Papa. Sólo espero que traiga lo que quiere todo el mundo: la paz y la prosperidad entre todas las personas”, dijo. (Reporte de Daniel Trotta y Marc Frank, reporte adicional de Nelson Acosta. Editado en español por Silene Ramírez y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below