26 de marzo de 2015 / 18:43 / hace 3 años

RESUMEN 1-Copiloto estrelló deliberadamente el avión de Germanwings: fiscales

* Copiloto alemán Andreas Lubitz parece haber actuado deliberadamente: fiscal francés

* Autoridades dicen que no hay motivos para pensar en atentado terrorista

* Piloto de Germanwings quedó fuera de la cabina del avión

* Buscan la segunda caja negra del avión

Por Tim Hepher y Jean-François Rosnoblet

PARÍS/SEYNE-LES-ALPES, 26 mar (Reuters) - El joven copiloto alemán que operaba del vuelo 9525 de Germanwings se encerró en la cabina del avión y lo estrelló deliberadamente contra una montaña, provocando la muerte de las 150 personas a bordo, dijeron el jueves fiscales a cargo del proceso.

Después de escuchar las grabaciones de voz de la caja negra del avión, los fiscales franceses no dejaron dudas de que Andreas Lubitz, de 28 años, estuvo en control del Airbus y provocó su descenso fatal. No dieron explicaciones sobre sus motivaciones.

Los fiscales en la ciudad alemana de Düsseldorf dijeron que la policía estaba registrando su casa en busca de evidencias.

Funcionarios franceses y alemanes señalaron que no había indicios de que el accidente del martes en los Alpes franceses fuera un ataque terrorista. Conocidos describieron a Lubitz como un joven afable que no había dado ninguna señal de estar planeando un ataque.

De acuerdo al fiscal de Marsella Brice Robin, Lubitz actuó “por razones que desconocemos ahora pero parece que tenía intención de destruir la aeronave”.

“Voluntariamente (...) permitió la pérdida de altitud del avión, algo que no tenía razón para hacer. No tenía (...) razón para impedir que el comandante volviera a entrar a la cabina. No tenía razón para negarse a responder al controlador aéreo que estaba alertándolo sobre la pérdida de altitud”, agregó Robin.

El capitán, quien había salido de la cabina probablemente para usar el baño, trató de forzar su reingreso. “Se pueden escuchar golpes para tratar de derribar la puerta”, dijo Robin.

Describiendo grabaciones de sonidos de una de las cajas negras del avión, el fiscal dijo que la mayoría de los pasajeros no se dieron cuenta de su destino hasta último momento.

“Sólo cerca del final se pueden escuchar los gritos”, sostuvo. “La muerte habría sido instantánea (...) (ya que) el avión literalmente quedó hecho añicos”, añadió.

El presidente ejecutivo de Lufthansa, la matriz de Germanwings, dijo que sus tripulaciones aéreas son elegidas cuidadosamente y están sujetas a exámenes psicológicos.

“Sin importar las regulaciones de seguridad, sin importar cuán alta pongas la vara, y tenemos estándares increíblemente altos, no hay forma de descartar un evento de este tipo”, dijo Carsten Spohr.

La atención del mundo se centrará ahora en las motivaciones de Lubitz, un ciudadano alemán que empezó a trabajar en la aerolínea en septiembre del 2013 y que apenas tenía 630 horas de vuelo, en comparación con las 6.000 horas de vuelo del capitán de la nave, nombrado sólo por la prensa como “Patrick S”.

“SUICIDIO” NO ES LA PALABRA CORRECTA

Robin dijo que no había motivos para sospechar que Lubitz estuviera llevando adelante un ataque terrorista.

“Suicidio” también parece ser una palabra equivocada para describir las acciones que provocaron la muerte de tantas personas, agregó el fiscal. “No necesariamente lo califico como suicidio cuando tienes responsabilidad por 100 o más vidas”, sostuvo.

La familia del copiloto llegó a Francia para participar de un tributo a otras víctimas, pero fue mantenida alejada de los demás, dijo Robin.

La policía montó guardia afuera de la casa de Lubitz en Montabaur, Alemania. Sus conocidos de la ciudad estaban impactados.

“Estoy sin palabras. No tengo ninguna explicación para esto. Conociendo a Andreas, esto es inconcebible para mí”, dijo Peter Ruecker, miembro de un club de vuelo local donde Lubitz recibió su primera licencia para volar hace años.

Los investigadores seguían buscando la segunda de las dos cajas negras el jueves en el lugar donde la aeronave se estrelló, a unos 100 kilómetros de Niza, que podría contener información de los instrumentos del avión.

Germanwings señaló que 72 alemanes murieron en el mayor desastre aéreo en suelo francés desde el del Concorde en 2000. Madrid sostuvo el jueves que el número de víctimas españolas era de 50 desde las 51 que reportó anteriormente.

Además de españoles y alemanes, había víctimas estadounidenses, una marroquí y ciudadanos de Reino Unido, Argentina, Australia, Bélgica, Colombia, Dinamarca, Israel, Japón, México, Irán y Holanda, dijeron funcionarios. Sin embargo, las identificaciones por ADN podrían llevar semanas, según el Gobierno francés. (Reportes adicionales de redacciones de París, Berlín, Fráncfort y Madrid. Editado en español por Rodrigo de Miguel en Madrid, Marion Giraldo y Lucila Sigal en Santiago de Chile)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below