10 de noviembre de 2014 / 19:48 / en 3 años

ACTUALIZA 1-Fiscal ve pocas posibilidades de identificación en masacre en México

(Actualiza con citas de experto de la Universidad de Innsbruck)

MÉXICO DF, 10 nov (Reuters) - Las autoridades de México cuentan solo con una rótula y otra pieza de un cuerpo humano para tratar de identificar los restos de decenas de personas asesinadas y quemadas, que presumen serían los 43 estudiantes que desaparecieron a finales de septiembre en un caso que ha conmocionado al país.

El fiscal mexicano Jesús Murillo Karam dijo que un laboratorio especializado en Austria que analizó los restos a través de videoconferencia indicó que las dos piezas son las únicas con posibilidades de ser identificadas, pero que no es seguro debido al grado de calcinamiento de los restos.

"Dijeron (del laboratorio) que habían dos que tenían posibilidades, dos restos, solamente una rótula y un pedazo", debido a que los restos ardieron en una hoguera a 1,600 grados centígrados, dijo Murillo a la cadena Televisa.

"No nos dijeron que sí se podía (identificarlos), nos dijeron que había una posibilidad", explicó.

En caso de que el laboratorio, perteneciente a la Universidad de Innsbruck, logre rescatar el ADN (ácido desoxirribonucléico) de las piezas, éstas tendrían que ser enviadas a otro laboratorio en España.

Walther Parson, un experto del instituto, dijo a Reuters que extraer el ADN de restos calcinados es en general muy difícil, pero confió en los métodos especializados que utilizan y que les permitieron en el pasado resolver el misterio en torno a los Romanov, la familia imperial rusa.

Estos restos tenían más de un siglo, estaban disueltos en ácido y parcialmente quemados pero los expertos pudieron esclarecer que ningún miembro de la familia sobrevivió, acabando así con especulaciones de supuestos descendientes.

"Tenemos que extraer el ADN equivalente a sólo unas pocas células de una muestra, no importa cuán grande sea o en qué condición biológica se encuentra", dijo Parson vía telefónica.

En una de las peores tragedias de la ola de violencia que vive México desde hace años, 43 alumnos de una escuela rural de magisterio fueron detenidos el 26 de septiembre por policías en la sureña ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, quienes los entregaron a un grupo del crimen organizado para el cual trabajaban.

FISCAL NO SE ARREPIENTE DEL "YA ME CANSE"

Según testimonios de tres de los 74 detenidos por el caso, presentados por el fiscal el viernes pasado, los muchachos fueron asesinados y quemados en un basurero cercano a la vecina ciudad de Cocula, también en Guerrero.

Parson dijo que lo que se necesita es cerca de 66 picogramos de ADN para ofrecer resultados en semanas. El instituto asegura tener uno de los mayores bancos de datos de ADN de Europa, que ha ayudado a resolver más de 8,000 crímenes.

"No utilizamos maquinaria mágica (...) los instrumentos en nuestro instituto son particularmente bien ejecutados y optimizados", dijo. "Podemos tratar con calma y de una manera sensata los casos, incluso cuando hay una gran atención de medios de comunicación", agregó.

Los detenidos dijeron que luego de quemarlos por cerca de 12 horas, trituraron los restos y arrojaron parte de ellos a un río cercano.

Estas revelaciones intensificaron las protestas en distintos puntos del país, atizadas por el propio fiscal el viernes cuando en rueda de prensa dijo que no respondería más preguntas usando la frase "Ya me cansé".

Esa expresión se convirtió en leit motiv de las protestas, y el viernes por la noche manifestantes escribieron "Ya me cansé" en letras grandes en la sede de la fiscalía, en el centro de la ciudad.

La frase inundó también las redes sociales para resumir el hartazgo por la violencia que asola a México. "#Yamecanse de la impunidad" o "#Yamecanse de una clase política depredadora" se repitieron en Twitter.

Murillo dijo el lunes que no se arrepentía de lo dicho porque llevaba 40 horas sin dormir y porque también él es un ser humano y está harto de tanta violencia.

"Estoy cansado de eso, estoy cansado de una violencia brutal. Lo he vivido, lo tengo todos los días, sí me cimbra, sí me cimbra. Además de que tenía yo 40 horas sin dormir", afirmó.

El caso de los estudiantes ha sacudido al gobierno de Enrique Peña Nieto, quien asumió en diciembre del 2012 prometiendo controlar la violencia heredada de su antecesor Felipe Calderón (2006-2012) y su fallida campaña contra los cárteles del narcotráfico.

Sin embargo, en lo que va del mandato de Peña, más de 30,000 personas han sido asesinadas, sumándose a las 70,000 que murieron durante el gobierno de Calderón. (Reporte de Anahí Rama, reporte adicional de Shadia Nasralla en Viena; editado por Hernán García)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below