24 de junio de 2014 / 16:53 / en 3 años

MUNDIAL-DT Chile Sampaoli, el "clon" de Marcelo Bielsa, busca vengar al "Loco" ante Brasil

Por Luis Ampuero

BELO HORIZONTE, Brasil, 24 jun (Reuters) - Camina, grita y deja un surco imaginario en el costado del terreno de juego que abandona a los saltos cuando Chile anota un gol. Por momentos, Jorge Sampaoli actúa igual que Marcelo Bielsa, pero es muy distinto a su mentor.

El técnico argentino de Chile es confeso admirador del estilo del "Loco" Bielsa, aunque con mejoras, según sus propios jugadores.

"La calidad del grupo, la unión que le ha dado a todo esto. Su trabajo fuerte. Lo hemos tomado muy bien y los resultados se están viendo en la cancha", dijo Arturo Vidal, el referente de la "Roja", en charla con periodistas argentinos.

Chile es un equipo que sale a presionar desde el principio del partido, aunque Vidal cree que no es igual al conjunto que comandaba Bielsa en el Mundial de Sudáfrica 2010.

"Este es el ciclo de Sampaoli. Lo de Bielsa se terminó. Ese fue otro proceso", agregó el jugador de la Juventus de Italia.

Como si se tratara de una ironía del destino el Chile de Sampaoli enfrentará en octavos de final a Brasil, el rival que lo eliminó hace cuatro años en la misma instancia con Bielsa.

Pero Sampaoli, tomando distancia de la situación, dijo que lo único que le importa de su próximo contrincante es "saber como atacarlo".

"El rival (...) va a saber que frente suyo tiene a un equipo que va a buscar los 90 minutos. Esa es la intención", dijo Sampaoli después de que su equipo cayó sin merecerlo 2-0 ante Holanda para quedar segundo en el Grupo B.

Es tanto el reconocimiento que ganó Chile y su técnico en el Mundial que el entrenador de Brasil confesó su preocupación por tener que enfrentar la "Roja".

"Chile tiene mucha calidad. Hubiera optado por otro oponente. Son organizados y es difícil jugar contra ellos. Muchos pensaban que iban a quedar eliminados y con ellos lo hemos pasado mal", dijo Luiz Felipe Scolari.

Sampaoli, un técnico que muy pocos argentinos conocían antes de triunfar en la Universidad de Chile y llegar a la selección, consiguió plasmar una propuesta de juego dinámico, con la presión sobre sus rivales como primera carta de triunfo.

"Vamos a salir a atacar y de la misma forma que lo hacemos en todos los partidos. El estilo no se transa y no vamos a salir a esperar a nadie", dijo el defensor Gonzalo Jara pensando en el choque del sábado.

DINAMICA Y PRESION

El entrenador oriundo de la provincia argentina de Santa Fe fue siempre un confeso enamorado de los planteos de Bielsa, con una línea de tres defensiva, dos laterales, un centrocampista defensivo y otro encargado de la creatividad completando el esquema con dos extremos y un centro delantero.

"Vivía pendiente del fútbol, tanto que salía a correr y escuchaba las conferencias que daba Bielsa cuando dirigía a Newell's Old Boys (de Argentina)", confesó Sampaoli en una de las pocas entrevistas que dio para la revista El Gráfico.

La admiración es tal, que un diario chileno se refiere a él como "mini-Bielsa". Estudioso como su maestro, Sampaoli utiliza habitualmente el software "Kizanaro" para conocer las estadísticas de sus oponentes y preparar los partidos analizando las debilidades y aptitudes de sus rivales de turno.

Según medios de prensa de Argentina, Sampaoli viajaba 336 kilómetros en auto desde su natal Casilda para "espiar" con binoculares al costado de una autopista los trabajos tácticos de Bielsa cuando era técnico de la selección argentina.

Sampaoli tomó el mando de la selección chilena en 2013 en medio de las clasificatorias a Brasil tras reemplazar a su compatriota Claudio Borghi, despedido luego de los malos resultados que acumulaba la "Roja".

Después de lograr la clasificación al Mundial la selección de Chile fue la primera en instalarse en Belo Horizonte, donde el trabajo diario se cumple en toda su dimensión.

Su primera hazaña mundialista, después de un debut a toda orquesta con un 3-1 a Australia, fue la victoria 2-0 ante España, que fue ampliamente superada en el juego por Chile y debió retornar a su casa con un inesperado fracaso sobre sus espaldas.

Y ahora, Sampaoli buscará ganarle a Brasil en un Mundial, lo que Bielsa no logró hace cuatro años. (Editado por Javier Leira y Manuel Farías)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below