22 de junio de 2014 / 14:38 / en 3 años

ANALISIS-MUNDIAL-La ausencia de un líder le sigue pasando factura a Alemania

Por Erik Kirschbaum

22 jun (Reuters) - El empate de Alemania ante Ghana 2-2 el sábado por el Mundial de Brasil dejó al descubierto la ausencia de un verdadero líder en la selección europea, un jugador carismático que se haga cargo del equipo cuando la suerte esté echada.

El conjunto alemán suele tener un juego emocionante, dominante y entretenido, pero la falta de un jugador con personalidad en momentos de apuro lo ha perseguido en los dos últimos Mundiales y campeonatos de Europa.

Luego de haber tenido un inicio brillante en los cuatro torneos, Alemania perdió en la final de la Eurocopa 2008 y en tres semifinales.

La ausencia de un líder inspirador casi les costó caro nuevamente en el partido por el Grupo G ante Ghana el sábado, antes de que dos jugadores que sumaban 65 años salieran del banco de suplentes para salvar el día.

Con Alemania sorpresivamente cayendo ante Ghana 2-1 gracias a un par de errores defensivos, Miroslav Klose y Bastian Schweinsteiger dieron vuelta el partido al saltar a la cancha a los 69 minutos.

Klose logró el empate en su primer contacto con la pelota, menos de dos minutos después de ingresar, para evitar lo que hubiera sido una humillante y peligrosa derrota ante Ghana en el que posiblemente sea el grupo más complicado del Mundial.

“Entraron y amenizaron el partido de inmediato”, dijo a la televisión alemana un aliviado Joachim Löw. “El equipo mostró un fuerte carácter para resurgir después de estar perdiendo”, agregó el entrenador de Alemania.

LIDER FUERTE

Pero, ¿dónde estaba el líder fuerte?

El ghanés Kevin-Prince Boateng puso el dedo en la llaga antes del partido cuando dijo que el problema de Alemania era la falta de un jugador con personalidad que apareciera en los momentos importantes.

Löw podría incluso colgar sus palabras en el vestuario para motivar al equipo, porque no se trata solo de su opinión sino del consenso generalizado en Alemania.

Boateng fue un “tipo rudo” y un líder natural para el equipo sub-21 del país, pero tenía quizás un espíritu demasiado independiente para el gusto de Alemania.

Con un grupo tan grande de jugadores con talento del que escoger, la Federación Alemana de Fútbol tiende a promover a aquellos con una carácter más tranquilo que se apegan a lo que podría llamarse la “línea corporativa”: ser modestos, no meterse en problemas y no criticar a nadie.

Boateng, quien no encajaba con el perfil buscado, prefirió jugar por Ghana.

Su crítica antes del partido del sábado, sin duda, tocó una fibra sensible en Alemania.

Durante años, hinchas y expertos del fútbol han estado advirtiendo sobre los peligros de no tener alguien que asuma responsabilidades en los tres veces campeones del mundo, un líder de la talla de Michael Ballack, Oliver Kahn o Stefan Effenberg.

Alemania jugó brillantemente en los Mundiales 2006 y 2010 pero perdió en las semifinales: 2-0 frente a Italia en el 2006 y 1-0 ante España en el 2010.

También cayó frente a España en la final de la Eurocopa 2008 y por 2-1 con Italia en la semifinal de la Eurocopa 2012.

Antes del partido del sábado, una cámara de televisión capturó a Löw y Boateng de pie uno cerca del otro en el túnel antes de salir a la cancha.

Löw no dejaba de mirarlo de reojo pero Boateng miró al frente, ignorando al entrenador de Alemania. (Editado en español por Daniela Desantis)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below