5 de mayo de 2014 / 13:33 / hace 3 años

MUNDIAL-Orgullo australiano motiva a Postecoglou, DT de los "Socceroos"

Por Nick Mulvenney

SIDNEY, 5 mayo (Reuters) - A pesar de que asumió la dirección de la selección australiana de fútbol sólo ocho meses antes del Mundial y con los “Socceroos” en un aparente periodo de caos, el técnico Ange Postecoglou no va a Brasil a buscar excusas.

Cualquier observador razonable aceptaría que él podría dar varios pretextos si Australia decepciona en junio, especialmente porque es el equipo con peor ranking en el torneo y comparte el Grupo B con el campeón mundial España, el finalista del 2010 Holanda y Chile.

Buscar explicaciones del fracaso antes de un evento deportivo, sin embargo, sería considerado claramente “poco australiano” y, aunque nació en Grecia, Postecoglou es un verdadero australiano de tomo y lomo.

Luego de que la selección pasara tres años bajo la dirección del alemán Holger Osieck, el hecho de que Postecoglou se haya criado en el país fue un factor clave cuando la federación de Australia le dio un contrato de cinco años en octubre.

“Espero y creo que podemos restaurar el orgullo del equipo nacional y de la camiseta de nuestra selección nacional”, dijo Postecoglou en una conferencia de prensa cuando fue contratado.

“Realmente quiero darle esperanzas a la gente que ama el fútbol, pero más importante, que ama a nuestra nación”, agregó el entrenador de 48 años.

Otro factor para su designación fue la reputación que se ganó en sus 17 años de carrera de entrenador como alguien capaz de reconstruir equipos y lograr que muestren un estilo de juego ofensivo y arriesgado.

El equipo Brisbane Roar que él dirigió ganó los títulos de la Liga Australiana en 2011 y 2012, y Postecoglou inició un proyecto de renovación similar en el Melbourne Victory antes de que lo sedujeran con la jefatura técnica de los “Socceroos”.

La experiencia de Postecoglou en el extranjero se limita a un breve paso por el club griego Panachaiki, pero él ha descrito sus siete años al frente de la selección juvenil australiana como un “doctorado en dirección técnica”.

Postecoglou aceptó su nuevo empleo con un optimista entusiasmo, prometiendo que daría a los jóvenes australianos una oportunidad, después de que se consideró que Osieck fracasó a la hora de liderar la transición entre la generación actual y la que llevó a Australia a los últimos dos mundiales.

Con unos pocos amistosos para cambiar la suerte de un equipo que fue goleado 6-0 por Brasil y Francia el año pasado, Postecoglou podría ser perdonado si busca limitar los daños en junio y se concentra en la Copa de Asia que se disputará en el gigante oceánico en enero.

Eso, sin embargo, sería subestimar su espíritu competitivo.

“Esta podría ser mi única oportunidad en un Mundial, no voy a renunciar a ella por nada y no creo que debamos hacerlo como nación”, dijo el entrenador tras el sorteo en diciembre.

“Si queremos que nos vaya bien en la Copa de Asia, entonces necesitamos un buen Mundial para construir los cimientos y dar a nuestros jugadores el tipo correcto de experiencia”, agregó. (Editado en Español por Ricardo Figueroa y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below