6 de mayo de 2014 / 13:33 / en 4 años

MUNDIAL-Rooney sigue siendo clave, pero Inglaterra ya no quiere depender de él

Por Stephen Wood

LONDRES, 6 mayo (Reuters) - Más de una década después de su debut en la selección inglesa de fútbol como un adolescente atrevido y talentoso, todavía sigue siendo difícil encontrar un consenso en torno al verdadero valor de Wayne Rooney.

¿Es una figura de nivel mundial en la que los distintos entrenadores de Inglaterra -y también los miles de aficionados que siguen al equipo- han colocado sus esperanzas de conseguir éxitos postergados?

¿Es solamente un buen jugador cuyo nivel como internacional expone la mediocridad de muchos de sus compañeros en la selección? ¿O es el enigma inglés que ha causado tanta frustración en los grandes torneos?

Lo que está claro es que a los 28 años y con 89 partidos y 38 goles en la selección, Rooney le debe a Inglaterra un buen Mundial en Brasil.

El delantero puede haber ganado títulos de la Liga Premier y la Liga de Campeones desde que arribó al Manchester United procedente del Everton en el 2004, pero su carrera como internacional no tiene las mismas distinciones.

Rooney sigue esperando marcar su primer gol en un Mundial.

En Alemania 2006, el atacante acababa de superar una lesión en un pie y se mostró falto de ritmo. Para peor, su temperamento lo traicionó y fue expulsado por arremeter contra Ricardo Carvalho en la eliminación de Inglaterra ante Portugal por penales en los cuartos de final.

“No lo asesinen”, dijo a los medios después del partido el entonces entrenador de Inglaterra, Sven-Goran Eriksson, luego de que la expectativa diera paso a la decepción.

En Sudáfrica 2010, la frustración de Inglaterra otra vez tuvo que ver con Rooney, debido a una nueva lesión previa al torneo. Al final de un decepcionante empate 0-0 ante Argelia en la fase de grupos, el delantero dijo a una cámara de televisión cuando abandonaba el campo: “Es lindo ver a tus propios hinchas abucheándote”. Posteriormente se disculpó.

Rooney no jugó los dos primeros encuentros de Inglaterra en la Eurocopa 2012 porque estaba suspendido tras una expulsión ante Montenegro en el partido final de la eliminatoria.

El delantero regresó al equipo y anotó el gol del triunfo contra Ucrania, pero no pudo marcar la diferencia en los cuartos de final ante Italia, en un duelo que terminó con otra derrota en la definición por penales.

“Rooney solo juega bien en Manchester”, declaró el ex entrenador de Inglaterra Fabio Capello.

Incluso el recuerdo del único torneo en el que Rooney mostró su mejor faceta -la Eurocopa 2004- se fue diluyendo debido a la sensación de que su potencial no se traduce en hechos.

Entonces surge una nueva pregunta: ¿podrá Rooney brillar en Brasil? Lamentablemente para los hinchas ingleses, es imposible predecirlo con algún nivel de seguridad.

En esta etapa del año pasado, Rooney ingresaba en un período de incertidumbre sobre su futuro en el United. Muchos esperaban que el delantero, cuya relación con el técnico Alex Ferguson se decía era irreparable, buscara un nuevo reto en el Chelsea.

Sin embargo, el sucesor de Ferguson, David Moyes, fue firme y Rooney se quedó, incluso firmando un contrato valorado -según reportes- en 300.000 libras esterlinas semanales.

Esta temporada Rooney ha mostrado un buen rendimiento en un deslucido equipo del United. Anotó un gol impresionante desde casi la mitad de la cancha contra el West Ham, asumió la capitanía en ausencia de Nemanja Vidic y generalmente se mostró comprometido y optimista en medio de los traspiés del club.

No obstante, cada vez se muestra más inseguro respecto a su mejor posición: baja demasiado a buscar la pelota como muestra de su desesperación por el bajo nivel ofensivo del United, pero también se espera que esté dentro del área para definir.

Se cree que el técnico de Inglaterra, Roy Hodgson, podría pedirle a Rooney que sea capitán si Steven Gerrard se retira después del Mundial de Brasil, lo que implicaría un premio a su madurez y a la actitud de nunca darse por vencido.

El dilema de Hodgson en Brasil será si apuesta todo a su número 10 o si pone mayor énfasis en su plantel. Si Inglaterra quiere destacar, jugadores como Gerrard y Daniel Sturridge, que deberían llegar en su mejor nivel tras una excelente temporada en el Liverpool, tendrán que asumir el protagonismo.

Gerrard ha atravesado junto a Rooney su camino con la casaca inglesa. Tras el gran debut de Rooney con 17 años, el centrocampista del Liverpool dijo: “Nunca antes había visto un debut como este”.

“Tiene buena visión, es grande, es fuerte, puede mantener la pelota, puede cambiar de ritmo, es inteligente para la edad que tiene y puede hacer goles”, remarcó Gerrard.

Lo cierto es que Rooney todavía puede hacer todas esas cosas. El delantero está a solo 11 goles de la marca histórica de Bobby Charlton de 49 tantos con la casaca blanca.

La cuestión sigue siendo si Rooney puede hacerlo contra las mejores defensas y en el escenario principal del fútbol mundial. (Traducido por Damián Pérez. Editado en español por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below