28 de marzo de 2012 / 16:38 / en 6 años

PREVIA-Campaña electoral México inicia con opositor a la cabeza

* Fulminante campaña para elecciones de julio comienza el viernes

* Fuertes medidas de seguridad ante espiral de violencia

* Opositor Peña lidera carrera, seguido de oficialista Vázquez Mota, según sondeos

Por Anahí Rama y Lizbeth Díaz

MEXICO DF, 28 mar (Reuters) - La fulminante campaña para las elecciones presidenciales de México comenzará el viernes con una amplia ventaja para el candidato opositor Enrique Peña Nieto, en medio de fuertes medidas de seguridad ante la espiral de violencia que sacude al país.

Un triunfo de Peña el 1 de julio marcaría el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), surgido de la revolución de 1910, que gobernó por 71 años seguidos hasta el 2000, salpicado por señalamientos de corrupción y autoritarismo.

Peña, un abogado de 45 años de aspecto juvenil que hace furor entre las mujeres, llevará adelante una campaña de propuestas y compromisos concretos firmados con notario para cada lugar de México, algo similar a la estrategia con la que ganó el gobierno del populoso Estado de México y que cimentó su popularidad.

Por su parte, el conservador Partido Acción Nacional (PAN) se enfrenta al riesgo de perder el gobierno tras dos mandatos, el último signado por las más de 50,000 muertes que ha dejado la guerra contra los cárteles de la droga desde finales del 2006, cuando asumió el actual presidente, Felipe Calderón.

Analistas políticos creen que la candidata oficialista, Josefina Vázquez Mota, tiene pocas armas para lograr bajar del pedestal a Peña Nieto, que le lleva hasta 19 puntos de ventaja en algunos sondeos de opinión.

“En 90 días que va a durar la campaña es muy difícil que se revierta esta tendencia (...) Vázquez Mota tiene un gran problema, no tiene mucho carisma, no asume riesgos, no tiene una plataforma demasiado clara hasta el momento”, opinó el analista político Fernando Dworak.

A pesar de que durante años los mexicanos culparon al PRI de gobernar autoritariamente y con prácticas corruptas, ahora muchos ven en la imagen juvenil y afable de Peña Nieto a alguien que pudiera lidiar con la violencia sin control e impulsar a la segunda economía latinoamericana para generar empleos.

“Creo que estábamos mejor con el PRI, había menos violencia, más posibilidades de trabajo. Yo creo que (Peña) tiene posibilidades de hacer algo”, dijo Lucero Sandoval, estudiante universitaria de 22 años que vende lentes en las calles de la Ciudad de México para financiar sus estudios.

Pero otros asocian al PRI con abusos de poder y con las peores crisis económicas como la del 1995, desatada semanas después de una devaluación del peso en diciembre de 1994.

“No podemos regresar a lo mismo, la policía haciendo lo que quiere. El PRI nos dejó muchas deudas pendientes y todos las tuvimos que pagar”, dijo Espiridión García, un trabajador de limpieza de 51 años.

CAMPAÑA BAJO INSEGURIDAD

Desde el primer minuto del viernes, los principales candidatos se lanzarán a la actividad proselitista pero bajo férreas medidas de seguridad, aunque no dejarán de moverse por todo el país, según han dicho los equipos de campaña.

Peña iniciará su campaña en la ciudad de Guadalajara, capital de Jalisco, un estado bastión del PAN, donde en noviembre narcotraficantes dejaron camionetas abandonadas con 26 cadáveres en lo que habría sido un ajuste de cuentas con una banda rival.

Hasta ahora y en parte por los límites que establece la legislación electoral, los candidatos han hablado poco y nada sobre soluciones novedosas para los acuciantes problemas del país, donde pueblos enteros viven bajo el terror del crimen organizado que extorsiona, secuestra y mata.

Por otro lado, la pobreza subió al 46.2 por ciento de la población en el 2010, desde el 44.5 por ciento del 2008, arrojando a 3.2 millones de personas a esta condición en gran medida por la crisis del 2009 que hundió al país en la recesión.

Peña Nieto, de ganar, daría prioridad a reformas fiscales y una profunda reforma energética, dijo hace poco su principal asesor, al tiempo que respetará la autonomía del banco central.

El candidato ha dicho que quiere una mayor apertura privada en la petrolera estatal Pemex, algo que Calderón logró de manera muy parcial.

Sin embargo, analistas económicos no esperan grandes cambios con un eventual gobierno del PRI.

“Los mercados no vislumbran cambios radicales, en términos generales el modelo económico no va a cambiar con ninguno de ellos”, dijo Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics, en Pensilvania.

En la campaña presidencial del 2006, había extendidos temores entre el influyente empresariado sobre la posibilidad de que el izquierdista Andrés Manuel López Obrador llevara a la izquierda por primera vez al poder.

López Obrador, que esta vez marcha tercero en las encuestas, a la postre perdió por un puñado de votos y denunció fraude.

En estas elecciones también serán renovadas las dos cámaras del Congreso, seis estados elegirán nuevo gobernador y la Ciudad de México un nuevo alcalde. (Reporte adicional de Noé Torres, editado por Ana Isabel Martínez y Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below