22 de enero de 2017 / 0:20 / en 8 meses

ACTUALIZA 1-Presidente mexicano habla con Trump mientras enfrenta presión populista en casa

(Agrega detalles, autor y cambia procedencia -antes CIUDAD DE MÉXICO)

Por Michael O‘Boyle

IXMIQUILPAN, México, 21 ene (Reuters) - El presidente de México, Enrique Peña Nieto, conversó el sábado con su homólogo estadounidense Donald Trump antes de que funcionarios de su Gobierno viajen la próxima semana a Washington, mientras enfrenta presiones populistas internas de un fuerte candidato a la presidencia mexicana en el 2018

En una conversación telefónica con Trump el sábado, Peña Nieto destacó la importancia de la relación bilateral. Más tarde, la Casa Blanca anunció que Peña Nieto y Trump se reunirán el 31 de enero.

En tanto, los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía de México se reunirán el 25 y 26 de enero con integrantes de la administración de Trump para discutir temas de comercio, seguridad y migración.

Mientras tanto, líder de izquierda mexicano Andrés Manuel López Obrador anunció sus planes de visitar ciudades de Estados Unidos en febrero, aumentando la presión sobre el Gobierno para que defina su posición frente a la administración Trump.

“Basta de pasividad (...) Debe ponerse en práctica un plan de emergencia nacional para enfrentar los daños y revertir la política proteccionista anunciada por Donald Trump”, dijo López Obrador en un comunicado.

El político de corte populista, que ha dicho que será candidato en las elecciones presidenciales de 2018 y ha aparecido encabezando encuestas de intención de voto, propuso medidas para defender los derechos de migrantes y los intereses de México.

Su partido, Morena, ha prometido combatir la corrupción, anular una amplia reforma energética y promover una visión más nacionalista para el país.

La Casa Blanca ha reafirmado que Trump está comprometido con renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) vigente con México y Canadá, y abandonarlo si no logra más beneficios para su país.

Pueblos enteros están preocupados por otra promesa de Trump, la de hacer que México pague por un muro fronterizo, posiblemente mediante el bloqueo de las remesas que millones de mexicanos envían desde Estados Unidos a sus familias.

“Nosotros no tenemos que pagar el muro”, dijo Christina Validez, mientras esperaba cobrar una transferencia de su esposo desde Estados Unidos en un banco de Ixmiquilpan, un municipio en el estado central de Hidalgo.

“Al contrario, todos los presidentes (...) de Estados Unidos debieran estar agradecidos de lo que todos los migrantes han dado a la economía” de ese país, agregó.

El área que rodea Ixmiquilpan, con unos 94,000 residentes, recibió unos 100 millones de dólares de remesas en 2015, según datos del banco central, más de 10 veces el presupuesto anual del gobierno municipal.

López Obrador, quien quedó en segundo lugar en las elecciones presidenciales de 2012, dijo que visitará Los Ángeles el 12 de febrero y posteriormente, Chicago y Nueva York, entre otras ciudades, en busca de lograr comprensión hacia los migrantes mexicanos.

“No sabemos si (el Gobierno) nos defiende, si está con nosotros o no”, dijo Margarita Escamilla, una residente de Estados Unidos que estaba visitando a su familia en Ixmiquilpan.

“El (López Obrador) es como todos, que según va a defender al migrante pero quién sabe. A veces es pura política. Prometen y prometen y sigue igual”, dijo.

Traducido por Verónica Gómez Sparrowe. Editado por Luis Azuaje

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below