4 de junio de 2016 / 19:32 / hace un año

Venezolano Maduro exhorta a vecinos de América Latina a no aislar a su gobierno socialista

Por Sarah Marsh y Nelson Acosta

LA HABANA, 4 jun (Reuters) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió el sábado a los países de América Latina no ceder ante la “presión brutal” de Estados Unidos para aislar a su gobierno, que lucha contra la oposición interna y un cuestionamiento en la OEA a su mandato.

El jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA), una entidad que es vista por Caracas como un peón de la política de Washington, solicitó esta semana una reunión urgente para determinar si en Venezuela hay una alteración del orden constitucional que lesione la democracia.

“Hago un llamado a los gobiernos del continente (...) a no dejarse someter a ningún tipo de presiones, porque son brutales las presiones (...) para aislar a Venezuela y aprobar este instrumento”, dijo Maduro ante los líderes del Caribe reunidos en La Habana.

Venezuela está inmersa en una profunda crisis marcada por una elevada inflación, una recesión económica y escasez de bienes de primera necesidad, y están creciendo las protestas opositoras que reclaman un referéndum para revocar el mandato del presidente.

Maduro ha dicho que la situación es un intento encubierto apoyado por Estados Unidos de desbancar a su gobierno socialista.

“Venezuela no se va a entregar, no se va a arrodillar y vamos a luchar con la misma fuerza que hemos luchado contra golpes, contra todo tipo de intervencionismo durante 17 años”, señaló.

“CONTRAOFENSIVA IMPERIALISTA”

En su discurso de apertura de la cumbre regional, el presidente Raúl Castro reiteró el sábado su “firme e incondicional” respaldo a Maduro y denunció lo que considera una “contraofensiva imperialista” contra una serie de gobiernos progresistas en América Latina.

Una generación de líderes de izquierda llegó el poder en varias naciones de la región como Brasil, Argentina, Bolivia y Ecuador a principios de la década del 2000. Estos dirigentes supieron aprovechar un auge en la exportación de materias primas para sacar a millones de latinoamericanos de la pobreza.

Venezuela ha usado su riqueza petrolera para ganar influencia en la región. Una mayoría de los 25 estados miembros de la Asociación de Estados del Caribe reciben petróleo venezolano subsidiado.

Pero con la caída de los precios de las materias primas en los últimos años, las economías de estos países con administraciones de izquierda quedaron sumidas en turbulencias. Tampoco ayudaron los escándalos de corrupción, que salpicaron a muchos de estos Gobiernos y erosionaron su apoyo popular.

Los peronistas en Argentina perdieron la presidencia en las elecciones de noviembre pasado después de 12 años en el poder, mientras que los 13 años del Partido de los Trabajadores en Brasil cerró dramáticamente con la suspensión en su cargo de la presidenta Dilma Rousseff, en mayo.

Castro, quien formó parte de un grupo rebelde que derrocó a un dictador con el respaldo de Estados Unidos en 1959, ha mostrado su apoyo a Rousseff, quien enfrenta un “golpe parlamentario promovido por la derecha oligárquica y neoliberal”.

El mandatario cubano, que reemplazó en la presidencia a su hermano Fidel hace 10 años debido a una enfermedad, dijo también que Cuba “jamás regresará a la OEA”, entidad a la que calificó como “un instrumento de dominación imperialista”. (Reporte de Nelson Acosta y Sarah Marsh. Editado por Pablo Garibian; REUTERS NAB PG/)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below