8 de noviembre de 2014 / 0:05 / en 3 años

ACTUALIZA 3-Estudiantes desaparecidos en México habrían sido masacrados y calcinados

* Detenidos dijeron haber calcinado cadáveres de decenas de personas

* Restos fueron arrojados a un basura y a un río

* Caso conmociona a México y sacude al Gobierno de Peña (Actualiza con detalles)

Por Lizbeth Diaz y Anahi Rama

MÉXICO DF, 7 nov (Reuters) - Las declaraciones de tres detenidos por la desaparición de 43 estudiantes hace un mes y medio en México apuntan a que los jóvenes fueron masacrados y sus restos calcinados, en un caso que ha conmocionado a los mexicanos y cimbrado al Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Los jóvenes, alumnos de magisterio de una humilde escuela rural del sureño estado de Guerrero, uno de los más violentos y pobres del país, fueron baleados por policías el 26 de septiembre en la ciudad de Iguala cuando protestaban con una toma de autobuses, y entregados a sicarios en un caso que involucró al ex alcalde de la ciudad.

Tres de ellos murieron en el ataque.

El fiscal federal, Jesús Murillo, mostró el viernes videos con testimonios de los detenidos la semana pasada, que integran un grupo de delincuencia organizada conocido como Guerreros Unidos. Ellos dijeron que se encargaron de llevarse a decenas de personas, algunas de las cuales murieron asfixiadas.

Luego relataron cómo arrojaron los cuerpos a un basurero e hicieron una gran hoguera con llantas, madera y gasolina en un proceso que duró desde la madrugada del 27 de septiembre hasta la tarde de ese día.

"Las confesiones que hemos recabado, aunadas con el resto de las investigaciones realizadas, apuntan muy lamentablemente al homicidio de un amplio número de personas en la zona de Cocula", dijo Murillo refiriéndose al municipio vecino a Iguala.

Parte de los restos fueron triturados y arrojados a un río, según los testimonios de los detenidos.

Peritos que forman parte del equipo de investigación lograron rescatar en el basural una gran cantidad de pequeños fragmentos de huesos y dientes, según mostró Murillo durante una rueda de prensa.

Pero las piezas dentales no sirven para identificación porque se convierten en polvo apenas se tocan debido al grado de calcinación que presentan, aclaró.

"Los tres capturados son miembros de Guerreros Unidos y en su declaración confesaron haber recibido y ejecutado al grupo de personas que les entregaron las policías municipales de Iguala y Cocula", añadió el fiscal en conferencia de prensa.

Uno de los detenidos, identificado como Agustín García Reyes, dijo en el video presentado por la fiscalía que las víctimas fueron interrogadas sobre quiénes eran y respondieron que eran estudiantes.

AÚN LOS CONSIDERAN DESAPARECIDOS

Los restos encontrados en el basural serán sometidos a pruebas de identificación especializadas en la Universidad de Innsbruck, en Austria. Hasta que ese proceso no concluya los estudiantes siguen siendo considerados como desaparecidos, dijo el fiscal.

Según las investigaciones, los jóvenes fueron secuestrados por policías municipales por órdenes del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, para impedir que los muchachos irrumpieran en un acto público de su esposa, que aspiraba a sucederlo en la alcaldía.

Abarca, destituido después de los hechos, y su mujer, María de los Ángeles Pineda, fueron capturados el martes en un barrio humilde de la Ciudad de México tras semanas de ser perseguidos por las autoridades.

Se sospecha que son operadores de Guerreros Unidos, uno de los grupos en que se fragmentó el otrora poderoso cártel de los Beltrán Leyva, uno de los mayores introductores de cocaína a Estados Unidos en la década pasada y antiguos socios del detenido líder del cártel de Sinaloa, Joaquín "el Chapo" Guzmán.

Poco después de conocerse los testimonios de los detenidos, Peña dijo que estaba dispuesto a ir hasta las últimas consecuencias para hacer justicia en un caso que desnudó la profunda infiltración del crimen organizado entre las autoridades.

"El Gobierno de la República mantendrá los esfuerzos para el total esclarecimiento de los hechos. No basta con la captura de los autores intelectuales, detendremos a todos los que participaron en estos crímenes abominables", dijo Peña en un acto público frente a empresarios.

Murillo dijo que hasta la fecha hay 74 detenidos por el caso de los estudiantes de la escuela de Ayotzinapa, un suceso que ha desatado protestas de decenas de miles de personas dentro y fuera de México pidiendo que los estudiantes aparezcan con vida y que los responsables reciban castigo.

FAMILIARES NO CREEN

Familiares de los jóvenes rechazaron que sus hijos estén muertos y criticaron al fiscal por dar información sin pruebas y a Peña por no suspender un viaje a la reunión de líderes de APEC ni una visita de Estado a China la próxima semana.

"Mientras no haya pruebas, nuestros hijos están vivos", dijo Felipe de la Cruz, padre de uno de los estudiantes.

Amnistía Internacional dijo que el caso de los jóvenes de Ayotzinapa es la conclusión de años de corrupción y violencia que las autoridades han ignorado y que por eso las autoridades son cómplices de la tragedia.

"La desaparición forzada de los estudiantes es sólo el último de una larga serie de horrores que han sucedido en el estado de Guerrero y el resto del país", dijo Erika Guevara, directora para las Américas de la organización, citada en un comunicado.

Guerrero alcanzó en el 2013 la mayor tasa de homicidios del país con 63 homicidios por cada 100,000 habitantes, tres veces la media nacional, según el instituto de estadísticas.

México lleva años azotado por la delincuencia organizada, sobre todo desde que el ex presidente Felipe Calderón (2006-2012) lanzó a poco de asumir el poder una campaña frontal con decenas de militares y policías.

Su estrategia llevó a un fraccionamiento de los cárteles, un efecto que empujó al país a un espiral de violencia y derivó en que los narcotraficantes se lanzaran también al secuestro, la extorsión y el tráfico de personas.

Más de 100,000 personas han muerto desde finales del 2006, muchas de ellas en masacres de cientos de personas. (Editado por Adriana Barrera y Gabriela Donoso.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below