5 de septiembre de 2014 / 22:30 / hace 3 años

CORREGIDO-Dos migrantes cubanos mueren, ocho desaparecidos en el mar, dicen sobrevivientes

(Corrige número de sobrevivientes en párrafo 11 desde 13 a 15)

Por David Adams

MIAMI, 5 sep (Reuters) - Dos migrantes cubanos murieron y hasta ocho están desaparecidos tras una odisea de tres semanas en el mar, dijeron los familiares de 15 sobrevivientes deshidratados y con quemaduras de sol de un bote rescatado por la Marina mexicana esta semana.

Los cubanos, que enfrentan una posible deportación de vuelta a su país, están recibiendo tratamiento en una instalación de inmigración en Mérida, en la Península de Yucatán.

El rústico bote improvisado zarpó desde Manzanillo, en el este de Cuba, el 7 de agosto con 25 personas a bordo, dijo el viernes a Reuters José Caballero, el esposo de una de las sobrevivientes, en una entrevista telefónica desde Austin, Texas.

Caballero, quien salió desde Cuba mediante una vía similar en diciembre del año pasado, dijo que su esposa, Mailin Pérez, le dijo por teléfono desde México que el motor del bote se descompuso tras dos días y que los pasajeros levantaron una vela hechiza.

Al creer que se encontraban cerca de la costa noroccidental de Cuba, siete u ocho pasajeros decidieron nadar hacia la orilla, aferrados a cámaras de caucho. “Nadie ha vuelto a saber de ellos desde entonces”, sostuvo Caballero.

El bote navegó a la deriva por dos semanas, sin alimentos y con sólo agua de lluvia para beber, antes de ser avistada por pescadores e interceptada por una embarcación de la Marina mexicana a unos 240 kilómetros al noreste de Puerto Progreso en Yucatán.

Un muchacho de 16 años murió poco después de ser rescatado por un aparente ataque cardíaco, dijeron funcionarios.

Caballero dijo que su esposa le contó que otra pasajera, una mujer con seis meses de embarazo, murió durante el viaje y que su cuerpo fue arrojado al mar.

“Ellos trataron de salvarla. Le dieron orina con leche condensada”, indicó, y agregó que su esposa era ayudante en un banco de sangre y que llevaba suministros médicos.

“Su marido se inyectó y la alimentó con su propia sangre en una jeringa”, agregó.

Dos congresistas cubano estadounidenses en Miami escribieron el jueves al Gobierno mexicano para pedirles que no envíen a los 15 sobrevivientes de vuelta a Cuba.

El último caso de balseros cubanos se conoce sólo días después de que seis hombres que se identificaron como cubanos arribaron a una isla costera en Texas después de que el motor de su bote se descompuso y quedaran a la deriva por dos semanas en el Golfo de México, usando una vela hecha a partir de una lámina plástica.

En virtud de la política estadounidense “pie mojado, pie seco”, los migrantes cubanos que llegan a suelo estadounidense son autorizados a permanecer en el país, mientras que los que son interceptados en el mar son devueltos a Cuba. (Reporte adicional de Peter Polack en Islas Caimán. Editado en español por Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below