31 de octubre de 2013 / 21:09 / en 4 años

México libera a maestro indígena que estuvo encarcelado injustamente por 13 años

MEXICO DF, 31 oct (Reuters) - Un maestro indígena mexicano que pasó 13 años en la cárcel acusado del asesinato de siete policías fue liberado el jueves bajo una nueva figura de indulto presidencial, aprobada esta semana por el Congreso para reconocer su inocencia y superar las fallas del sistema judicial.

Alberto Patishtán, un activista y profesor bilingüe de español y lenguas indígenas, se suma a otros casos de inocentes que pasaron años en prisión y evidencian las fallas del sistema por el que muchos individuos han sido condenados tras confesiones bajo tortura o por la acusación de personas influyentes.

“Para sustentar el otorgamiento del indulto, se identificaron indicios consistentes de violaciones graves a los derechos humanos, particularmente al debido proceso”, dijo el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio, en un mensaje a la prensa.

Este es el primer caso de indulto presidencial en el país por violaciones a los derechos humanos y según activistas servirá como precedente para que casos similares puedan tener éxito y lograr justicia.

El profesor de 42 años de edad, que fue sentenciado a 60 años de prisión en el 2002, salió libre de una casa de jesuitas en la Ciudad de México, donde permanecía tras realizarse un tratamiento por un tumor que padece.

Más tarde daría una conferencia de prensa.

En el 2000, el indígena tzotzil fue acusado de homicidio, lesiones, robo calificado y porte de armas de uso exclusivo del Ejército por supuestamente participar en una emboscada donde murieron siete policías en una carretera del estado de Chiapas, en el sur de México, en el municipio de Simojovel.

La acusación contra Patishtán se basó principalmente en la declaración del hijo del alcalde de El Bosque, municipio vecino a Simojovel y donde vivía el maestro. El hijo del alcalde iba con los policías.

Patishtán había encabezado protestas contra el alcalde por la situación de pobreza de su comunidad, según reportes de prensa.

“El hecho de que Alberto Patishtán sea indígena y cuente con pocos recursos económicos jugó un papel fundamental en el limitar su derecho a un proceso justo, en particular el derecho a la defensa efectiva y al trato igualitario ante la ley”, dijo Amnistía Internacional en un comunicado.

Por más de una década, Amnistía Internacional así como otros organismos de derechos humanos insistieron ante la justicia mexicana para que fuera liberado bajo el argumento de que, entre otras cosas, Patishtán nunca tuvo una defensa adecuada, pero sobre todo que era inocente.

Contradicciones del hijo del alcalde, el único testigo de la emboscada y quien identificó al profesor como responsable; una detención sin orden de aprehensión y el haber declarado sin un defensor presente fueron parte de las irregularidades del proceso.

Reporte de Lizbeth Díaz, editado por Anahí Rama.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below