6 de junio de 2012 / 2:38 / en 5 años

OEA posterga tratar polémica reforma de órgano derechos humanos

* Reformas a sistema interamericano de DDHH postergada

* Venezuela, Ecuador y Bolivia lideran críticas a CIDH

* Defensores derechos humanos destacan trabajo de comisión

Por Guido Nejamkis y Carlos Quiroga

COCHABAMBA, Bolivia 5 jun (Reuters) - La Organización de Estados Americanos (OEA) postergó el martes el tratamiento de una polémica reforma a su órgano de defensa de derechos humanos que reclaman principalmente gobiernos de izquierda de América Latina, una iniciativa temida por organizaciones no gubernamentales.

Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela pidieron en la Asamblea General de la OEA, clausurada el martes en la ciudad boliviana de Cochabamba, una reforma a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuyos trabajo crítico ha molestado a varios gobiernos de la región.

Brasil, México y Argentina también se pronunciaron por “modernizar” los órganos de defensa de derechos humanos del sistema interamericano, aunque otras naciones como Costa Rica dijeron que es necesario que cualquier cambio garantice la autonomía, la independencia y el carácter supranacional de la CIDH.

Tras un arduo debate, los estados miembros de la OEA acordaron que las reformas se tratarán en “un plazo de seis meses o a más tardar en el primer trimestre del 2013”, en una asamblea general extraordinaria del organismo.

Una resolución aprobó las recomendaciones de un “grupo de trabajo especial” sobre cambios en la CIDH, entre ellas la universalización o adhesión de todos los miembros de la OEA al órgano. Esas recomendaciones serán tratadas por la Asamblea General Extraordinaria.

Estados Unidos no ha suscrito el pacto internacional que dio nacimiento al organismo defensor de los derechos humanos.

El canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, dijo que actualmente la CIDH está fuertemente influenciada por organizaciones no gubernamentales financiadas por empresas con intereses contrarios a los de algunos gobiernos.

“Los organismos (de defensa de los derechos humanos) tienen que obedecer a los sistemas que los crean”, dijo Patiño. “No son fiscales de los Estados democráticos. No pueden arrogarse esa función”.

Ecuador criticó vehementemente a la CIDH, cuya función es promover y proteger los derechos humanos, luego que el órgano pidiera al presidente Rafael Correa que cesara un proceso judicial contra periodistas que lo caracterizaron como un gobernante autoritario y escribieron sobre negocios de un familiar del mandatario con el Estado.

Brasil ha manifestado su desagrado tras el pedido de la CIDH de suspender la construcción de una gigantesca usina hidroeléctrica en la selva amazónica para proteger comunidades indígenas, aunque en el debate de la asamblea su representante pidió tener “prudencia” en el proceso de reforma.

El representante de Venezuela ante la OEA, Roy Chaderton, dijo que la gestión del secretario ejecutivo de la CIDH, el argentino Santiago Cantón, era “desastrosa”, y la acusó tener detrás a “una mafia” que funciona como “una inquisición especialmente contra gobiernos de izquierda”.

Organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch han cuestionado los intentos de reforma, asegurando que algunos gobiernos quieren cercenar a la CIDH y algunas de sus relatorías, como la de libertad de expresión.

En el debate de la Asamblea General de la OEA, la representante de Estados Unidos dijo que su país toma “muy seriamente” escuchar a las organizaciones de defensa de derechos humanos en un proceso de reforma.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL, por sus siglas en inglés) hizo llegar a la asamblea una carta, a la que dijo adhirieron más de 400 organizaciones no gubernamentales, en la que señaló que “no se puede atropellar los principios en función de coyunturas de corto plazo”.

En un aparente mensaje a Brasil, la nota indicó que “no se pueden alcanzar liderazgos globales sin un genuino compromiso con la realización de los derechos humanos”.

Un miembro de la CIDH defendió en la asamblea lo actuado por el órgano y recordó que en los últimos años los países más señalados por sus medidas cautelares fueron Honduras y Estados Unidos.

RESOLUCIONES

En otras de las resoluciones de la asamblea, cuya próxima edición se realizará en Guatemala en el 2013, se aprobó un llamado a reanudar cuanto antes las negociaciones entre Argentina y Gran Bretaña sobre la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas.

En el marco de la asamblea, incluso, el canciller de Argentina, Héctor Timerman, dialogó amablemente con la directora para las Américas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Fiona Clauder.

Además, durante la reunión, fueron electos tres nuevos miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, compuesta por siete integrantes.

El abogado brasileño Roberto Caldas, uno de los electos, indicó que su nominación indica el interés de Brasil de participar en el proceso de fortalecimiento del sistema interamericano de derechos humanos. (Con reporte adicional de Hugo Bachega. Editado por Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below