24 de mayo de 2012 / 13:57 / en 6 años

ACTUALIZA 2-Inflación México se acelera en primera mitad de mayo

* Tasa anualizada se acelera a un 3.71 por ciento

* Precios al consumidor caen 0.48 por ciento entre el 1 y 15 de mayo

* Cifras no modifican escenario de tasa estable (Agrega detalles, cambia redacción)

Por Luis Rojas

MEXICO DF, 24 mayo (Reuters) - La inflación de México se aceleró en la primera mitad de mayo por alzas en los precios de algunos alimentos, pero el aumento ya había sido anticipado por el banco central y no cambia el escenario de estabilidad en la tasa clave de interés por un largo periodo.

La inflación anualizada se aceleró a un 3.71 por ciento hasta la primera quincena de mayo, desde el 3.41 por ciento a finales de abril, informó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El aumento ya estaba en el radar del mercado y del Banco de México (central), que espera que el índice de precios oscile entre el 3 y el 4 por ciento en 2012 y 2013, congruente con su meta del 3 por ciento +/- un punto porcentual.

En la primera quincena del mes, el índice general de precios al consumidor cayó un 0.48 por ciento debido a la baja de tarifas eléctricas en algunas zonas del país por el inicio de la temporada cálida.

La caída estuvo en línea con la baja de 0.47 por ciento prevista en un sondeo de Reuters, pero fue menor al descenso de 0.75 por ciento que observó el índice en el mismo periodo de 2011.

El índice subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina algunos productos de alta volatilidad, subió un 0.14 por ciento en el periodo, apenas arriba del pronóstico del 0.11 por ciento arrojado por el sondeo.

TRASPASO MODERADO POR PESO

La inflación anualizada subyacente, que vigila de cerca el banco central, se ubicó en un 3.51 por ciento hasta la primera quincena de mayo, desde el 3.43 por ciento de abril. Pese a haberse acelerado, ese nivel aún evidencia ausencia de presiones considerables en los precios por la demanda interna o por la reciente depreciación del peso.

“Hasta ahora la evidencia es un traspaso moderado del débil peso en los bienes subyacentes de la inflación”, dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs.

Después de comenzar el año inmerso en fuertes ganancias, el peso mexicano regresó desde mediados de marzo a un periodo de intensa volatilidad por una ola mundial de aversión al riesgo y renovados temores de que Grecia abandone la zona euro.

En la sesión del miércoles, la moneda mexicana rebasó por vez primera en el año los 14 pesos por dólar e incluso obligó al banco central a intervenir en el mercado cambiario mediante un esquema de subastas.

México cuenta con un régimen cambiario flexible, pero la entidad monetaria posee diversos mecanismos para controlar la liquidez del mercado, ya que un largo periodo de depreciación podría traer presiones inflacionarias.

Para muchos, la constante inestabilidad financiera en Europa y sus efectos en México han sido el mayor impedimento para que el banco central mexicano modifique el nivel de su tasa clave de interés, que se encuentra en 4.50 por ciento desde mediados de julio de 2009.

Un sondeo del banco Banamex entre analistas difundido esta semana mostró que el mercado espera un aumento en la tasa clave de interés de 0.25 puntos porcentuales solo a partir de marzo del 2013. (Reporte adicional de Verónica Gómez Sparrowe)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below