23 de febrero de 2011 / 21:00 / en 7 años

ANALISIS-Bonos hipotecarios de México, más cerca de extranjeros

* Diputados de México debaten reformas al sector vivienda

* Bonos cubiertos y deuda en dólares estarían en camino

* Bonos hipotecarios con buen rendimiento pero altos costos

Por Jean Luis Arce y Patrick Rucker

MEXICO DF, feb 23 (Reuters) - El mayor agente estatal del mercado de vivienda en México espera seducir a inversores extranjeros para que financien su multimillonaria expansión a cambio de jugosos rendimientos, un paso que aún depende del Congreso.

Infonavit, un gigante promotor hipotecario, aguarda a que los legisladores aprueben una reforma legal que le permita, además de emitir deuda en pesos, hacerlo en dólares, e incorporar los llamados bonos cubiertos.

Los bonos cubiertos son papeles respaldados por una cesta de títulos hipotecarios y que además son garantizados por la institución que los emite.

Esta es la última barrera que separa estos activos de los cazadores internacionales de rendimientos, que podrían tener tasas más altas que las de la deuda soberana local.

La ventaja de emitir deuda en dólares y bonos cubiertos es que son activos bien conocidos por los inversores extranjeros del mercado hipotecario, en momentos en que Infonavit avizora el reto de ampliar sus opciones de financiamiento.

Las últimas dos colocaciones de la entidad tuvieron diferenciales de entre 275 y 300 puntos base frente a papeles gubernamentales de duración similar, un margen tentador sobre todo cuando las tasas de los bonos soberanos ya sufrieron la merma de una invasión de inversionistas el año pasado.

“Esta clase de activos es bien conocida por los inversionistas extranjeros, así que con la valuación correcta, sí podrían ser atractivos”, dijo Brigitte Posch, administradora de portafolio de Pacific Investment Management Co. (PIMCO), uno de los grandes inversores globales de renta fija.

Los principales emisores de papeles hipotecarios en México son Infonavit -que recibe el aporte de trabajadores del sector privado- y Fovisste -que se ocupa de los empleados públicos-. Ambos invierten estos fondos en desarrollo y financiamiento de casas y sus instrumentos poseen sólidos grados de inversión.

ACTIVOS DE CALIDAD

El éxito logrado en atender al sector formal de la economía los ha llevado a buscar extender sus capacidades de inversión y capitalización, con el fin de cubrir la demanda de viviendas para trabajadores de actividades independientes o informales, pero con una valiosa capacidad de endeudamiento.

A inicios de mes, Infonavit abrió sus puertas a chóferes de taxi y empleadas domésticas, permitiéndoles empezar a ahorrar dinero para comprar una casa.

El año pasado, la promotora vendió alrededor de 1,000 millones de dólares en papeles respaldados por hipotecas, principalmente entre fondos de pensión.

Sin embargo, analistas a favor de la reforma dijeron que, sin los cambios regulatorios, Infonavit podría quedarse sin recursos para cumplir la ambiciosa misión de cerrar una brecha de casi nueve millones de viviendas.

“La capacidad del Infonavit y otras instituciones semejantes de continuar cerrando la brecha de la falta de vivienda es muy limitada”, dijo Juan P. de Mollein, analista de deuda estructurada de Standard & Poor’s en Nueva York.

Según el experto, las reformas permitirían “ampliar las opciones de financiamiento para que se pueda crecer más en la cartera hipotecaria”.

Expandir la cartera de créditos a trabajadores no asalariados crearía un fondo más amplio de hipotecas para bursatilizar pero también más trabajo para los analistas que deberán valuar estos préstamos más riesgosos.

“Moverse al sector informal ciertamente involucrará más riesgo crediticio (...) Los inversores extranjeros necesitarían entender mejor estos nuevos instrumentos y asegurarse que los activos de calidad no se queden solo en el mercado local, mientras que los riesgosos cruzan las fronteras”, agregó Posch, de PIMCO.

EN MANOS DE DIPUTADOS

La iniciativa de reforma de Infonavit es una de las menos controversiales en la agenda legislativa y cuenta con apoyo en bancadas opuestas como la del oficialista Partido Acción Nacional (PAN) y la del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), que posee mayoría en la cámara baja.

“Ha sido una reforma muy discutida (...) sin embargo, en cada uno de los puntos en donde hemos encontrado divergencias hemos intentado encontrar las coincidencias que benefician el trabajador”, dijo Martín Rico, diputado del PAN y presidente de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados.

El éxito de la reforma dependerá del apoyo del PRI, no sólo por su mayoría de votos, sino porque es dentro de su bancada donde persisten desacuerdos sobre los cambios en la regulación, particularmente con la creación de un sociedad de inversión que reciba e invierta parte de los fondos del Infonavit.

Sin embargo, el asunto medular, que es dejar que el Infonavit y el Fovisste puedan utilizar nuevas herramientas de financiamiento, resultaría mucho menos polémico y podría ser aprobado para el fin de legislatura el 30 de abril.

“Podría haber la diferenciación de que saquemos primero lo que sí tiene acuerdo por parte de todos y le demos tiempo adonde tenemos las diferencias”, dijo David Hernández Pérez, diputado del PRI que apoya las reformas.

Directivos de Infonavit dijeron a Reuters que de contar con la bendición de los legisladores, sus nuevos instrumentos podrían debutar en los mercados internacionales en menos de seis meses.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below