5 de agosto de 2011 / 17:48 / en 6 años

BREAKINGVIEWS-Caída mercados recuerda recuperación será difícil

(El autor es un columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones le son propias)

Por Richard Beales

NUEVA YORK, ago 5 (Reuters Breakingviews) - Al contrario de lo que muchos creen, el desplome de los mercados financieros no es una repetición de lo que ocurrió en el 2008.

La caída, aunque es alarmante, se parece más a una velada admisión de que desactivar los excesos que existían antes de la crisis llevará años.

Puede que los políticos hayan podido suavizar el impacto tras la explosión. Ahora deben evitar tomar medidas que empeoren las cosas.

Una de las causas subyacentes de la crisis tres años atrás fue la gigantesca burbuja en el mercado inmobiliario de Estados Unidos junto con las montañas de bonos respaldados por hipotecas subprime y los frágiles CDOs (obligaciones con deuda colateralizada).

Esa situación, semejable a las ropas invisibles del emperador, ya quedó bien expuesta hace tiempo. Y no hay nada de dimensiones semejantes a la vista.

Aún cuando el alto apalancamiento sigue siendo un problema -que tiene bajo escrutinio a países como Grecia, Italia y hasta Estados Unidos- ya no es tan grave.

Antes de la crisis del 2008, por ejemplo, los bancos de inversión llegaban a tomar prestados 30 dólares por cada dólar de capital, y el fondo de cobertura promedio tenía un apalancamiento de 5 a 1.

Esos números han caído drásticamente y los prestamistas ahora no se apoyan tanto en bonos corporativos comerciales de corto plazo ni en las otras formas de financiamiento de corto plazo.

Además los fondos de cobertura también aprendieron la lección sobre la liquidez y el hecho de que en esta caída los mercados se hayan movido sin dirección cierta muestra que las grandes apuestas con mucho riesgo y sin cobertura ahora son escasas.

El mercado de viviendas en Estados Unidos es, sin embargo, todavía es débil y siguen los problemas de deuda soberana en Occidente.

El reporte de empleo del viernes mejor a lo esperado estabilizó las acciones después de la caída del jueves de hasta un 5 por ciento en el S&P 500. Pero la creación de trabajos en Estados Unidos y el crecimiento todavía no están a la altura.

No es una panorama alentador, aún cuando las compañías estadounidenses están reportando en promedio un 12 por ciento de alza en sus ganancias en el segundo trimestre.

Las autoridades, mientras tanto, parecen determinadas a hacer que las cosas luzcan peor.

Los legisladores dieron una solución sin un respaldo pleno al problema del techo de la deuda que ellos mismos habían creado, al tiempo que la cacofonía de las voces políticas en Europa dieron a Grecia otra dosis de oxígeno, pero no hicieron nada para atacar la insostenible situación de su deuda.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, culpó esta semana a los especuladores por los problemas de su país, un reclamo que no fue bienvenido e hizo eco de la ausencia de mea culpa desde Wall Street tres años atrás.

Enormes intervenciones de la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y otras entidades pueden haber ayudado a suavizar la caída después de que la burbuja explotó en el 2008.

Pero las autoridades monetarias se quedaron sin opciones y las autoridades fiscales están cortas de dinero.

Si hay mas soluciones políticas a medias la recuperación será un proceso incluso más incierto. Si los líderes electos no pueden tomar las decisiones difíciles, mejor que se hagan a un lado y hablen claramente del espinoso camino que hay por delante.

Editado en español por Gabriela Donoso y César Illiano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below