16 de abril de 2011 / 21:49 / hace 7 años

RESUMEN 1-Políticas de países ricos merecen supervisión: FMI

* FMI realiza advertencia por flujo de capitales

* Mercados emergentes se resisten a control flujos capital

* FMI dice economía mundial mejora pero que quedan riesgos

* Críticas política monetaria, fiscal países desarrollados

(Agrega declaraciones y comunicado FMI; cambia redacción)

Por Lesley Wroughton y Isabel Versiani

WASHINGTON, abr 16 (Reuters) - Los países miembros del FMI, reconociendo la resistencia de los mercados emergentes a limitar el control de capitales, afirmaron que las políticas de los países ricos, que impulsan grandes salidas de capital que puedan perjudicar a otras economías, también necesitan una vigilancia.

El Comité Internacional Monetario y de Finanzas (IMFC, por si sigla en inglés), compuesto por líderes financieros mundiales, abordó un tema cada vez más conflictivo, a medida que los mercados emergentes se ven inundados de “dinero caliente”, del cual responsabilizan a las bajas tasas de interés en Estados Unidos y otras economías desarrolladas.

“Tomando en consideración las circunstancias específicas de cada país y los beneficios de la integración financiera, esta estrategia debería ir de la mano con recomendaciones para ambas políticas que aumentan el flujo de capital y el manejo de dichos flujos”, dijo el panel de miembros del FMI en un comunicado.

El FMI aprobó este mes el uso de controles de capital, una herramienta considerada como la antítesis de la filosofía del libre mercado, pero las economías avanzadas quieren establecer un marco para el seguimiento de las políticas que utilizan los gobiernos, una estrategia a la cual se oponen los mercados emergentes.

“Nos oponemos a cualquier directriz, marco o ‘códigos de conducta’ que intente limitar directa o indirectamente, las respuestas políticas de los países que enfrentan aumentos en los flujos entrantes de capitales volátiles”, dijo el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega.

“Irónicamente, algunos de los países que son responsables por la crisis más profunda desde la Gran Depresión y que tienen aún que resolver sus propios problemas, están ávidos por prescribir códigos de conducta al resto del mundo”, dijo Mantega, “incluyendo a países que están sobrecargados por los efectos indirectos de las políticas adoptadas por ello”.

Brasil, que tiene una de las mayores tasas oficiales de interés, fijada en un 11,75 por ciento, está entre las economías emergentes que han tomado medidas para intentar intentar combatir los flujos de capital.

Sin embargo, la necesidad de combatir al mismo tiempo la inflación ha complicado el problema, con el establecimiento de alzas de tasas por parte del banco central para intentar enfriar los flujos.

QUEJAS

Brasil y otras economías apuntan a que la política de mantener la tasa de interés en un nivel cercano a cero de la Reserva Federal de Estados Unidos impulsa a los inversores a inyectar dinero en sus economías en busca de mayores retornos.

El ministro de Finanzas de Singapur, Tharman Shanmugaratnam, quien ejerce como presidente del comité financiero del FMI, dijo que este no es sólo un fenómeno de las economías emergentes, sino un “problema de inflación global y de tasas de interés”.

“Se necesitan acciones creíbles para acelerar el progreso para hacer frente a los desafíos a la estabilidad financiera y a la sustentabilidad de la deuda soberana, y para asegurar que la consolidación fiscal ocurra a tiempo en las economías desarrolladas”, dijo el Comité Internacional Monetario y de Finanzas (IMFC, por su sigla en inglés).

Algunas autoridades financieras afirmaron que las políticas monetarias ultra flexibles, junto al incremento del déficit en Estados Unidos y en otros países desarrollados, suponen una amenaza para la recuperación mundial desde la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

“La situación fiscal en las economías avanzadas nos provoca una gran preocupación, y es en esta área que vemos mayores riesgos a la economía global”, dijo el ministro de Finanzas ruso, Alexei Kudrin, ante el panel del FMI.

El FMI advirtió esta semana que el déficit de Estados Unidos se encaminaba a alcanzar el 10,8 por ciento del PIB de este año. La entidad urgió a Washington a que implementara rápido un plan creíble de ajuste.

EEUU, COMPROMETIDO A RECORTAR GASTO

En tanto, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo a sus pares el sábado que Estados Unidos estaba “comprometido con las reformas fiscales que recorten el gasto y reduzcan el déficit, siempre que no amenacen la recuperación económica”.

Estados Unidos y otros países desarrollados han defendido que los mercados emergentes pueden combatir los flujos de capitales y las presiones de los precios al permitir que sus monedas ganen peso frente al dólar.

China, el mayor exportador a nivel mundial, ha rechazado las presiones de Washington para que permita que el yuan se aprecie más rápidamente. Pero el primer ministro, Wen Jiabao, dijo esta semana que el país debería recurrir a una mayor flexibilidad del tipo de cambio para combatir el alza de los precios.

Reporte del equipo de Reuters para el FMI/G20; escrito por Steven C. Johnson, editado en español por Pablo Garibian y Javier Leira

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below