5 de enero de 2014 / 15:32 / hace 4 años

El retiro del estímulo monetario en EEUU es un riesgo para la recuperación mundial

* Inversores se enfocan en recorte de bonos de la Fed

* BCE y Banco de Inglaterra se reunirán en la semana

* Mercados emergentes son vulnerables a reducción de estímulo monetario

Por Robin Emmott

BRUSELAS, 5 ene (Reuters) - La economía mundial debería superar finalmente este año la resaca de la crisis financiera por un repunte del crecimiento y un alza de los precios de la vivienda, pero la reducción de los estímulos monetarios en Estados Unidos será un reto.

Tras meses de incertidumbre, los inversores verán cómo la Reserva Federal de Estados Unidos lleva a cabo su decisión de frenar su política de dinero fácil a partir de este mes.

Las cifras de empleo del viernes en Estados Unidos darán a los mercados señales del ritmo al que la Fed podría reducir su programa de compra de bonos, mientras que las minutas de la reunión del 18 de diciembre arrojarán más luz sobre el razonamiento del banco central.

"Estados Unidos será el foco principal porque la Fed finalmente ha comenzado a recortar sus compras de activos", dijo James Knightley, economista senior de ING en Londres.

"No obstante, la Fed ha dejado claro que no está buscando reducir su hoja de balance pronto y que las alzas de tasas siguen estando fuera de la ecuación", añadió.

El estímulo monetario de la Fed apoyó a la economía de Estados Unidos, tras la mayor crisis económica después de la Gran Depresión, y ahora el país está encabezando una recuperación mundial.

Estados Unidos podría crecer este año hasta un 3 por ciento, ayudando a que la economía mundial se expanda un 4 por ciento, según un informe del Fondo Monetario Internacional.

La delicada tarea de terminar gradualmente con el programa de compras mensuales de 85.000 millones de dólares de activos recaerá casi con certeza en Janet Yellen, cuya candidatura a presidir la Reserva Federal se votará el lunes en el Senado estadounidense.

Yellen, quien sería la primera mujer en presidir el banco central estadounidense, se haría con el mando el 1 de febrero luego que Ben Bernanke concluya su segundo período.

PREOCUPACIONES POR DIVISAS

En los mercados emergentes, los principales beneficiados por el dinero barato ofrecido por la Fed, el recorte de estímulos puede llevar a que inversores reduzcan sus carteras de deuda y acciones. El crecimiento económico puede además verse perjudicado en el corto plazo porque no se realizaron reformas durante los años de abundancia.

Los mercados emergentes se están volviendo una preocupación más importante para la economía mundial, ahora que los países ricos se recuperan de la crisis financiera de 2008/2009. La desaceleración en China, que genera más de un tercio del crecimiento mundial, ha contribuido a la inquietud.

En la semana, la segunda mayor economía del mundo publicará cifras de comercio, inflación, actividad empresarial y créditos.

En Europa, el presidente del Banco Central Europeo no estará de humor para celebrar cuando el consejo de gobierno del regulador monetario se reúna el jueves.

Draghi se enfrenta a la difícil tarea de apoyar el crecimiento económico con una limitada caja de herramientas, en una región donde el desempleo sigue en niveles récord y hay un alto endeudamiento público y privado.

El BCE tiene prohibido comprar directamente bonos de los gobiernos y no puede seguir el camino de la Fed, pese a que tiene maneras de adquirir los bonos a los bancos en los mercados secundarios.

Draghi dijo la semana pasada que no veía "la necesidad de una acción inmediata", tras bajar la tasa de interés a un mínimo histórico de un 0,25 por ciento en noviembre.

"Draghi simplemente volverá a decir que el BCE está listo para actuar", dijo Michael Schubert, economista de Commerzbank en Fráncfort.

Antes de la reunión del BCE se conocerán cifras de inflación de la eurozona el martes, mientras que una encuesta del sector servicios mostrará que el bloque cerró el año con un tono moderadamente sólido, pese a la preocupación por Francia.

Fuera de la zona del euro, el Banco de Inglaterra se reunirá también el jueves, pero no se espera un cambio de su política monetaria este mes. El consenso de las opiniones es que el tipo se mantendrá en el mínimo de un 0,5 por ciento hasta el 2015. (Editado en español por Javier López de Lérida)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below