13 de abril de 2012 / 16:23 / hace 5 años

RESUMEN-Débil crecimiento PIB chino no es señal de más estímulo

* PIB China 1er trim 8,1 pct, menor a esperado, vs 8,9 pct 4to trim

* Ventas minoristas marzo en 15,2 pct vs proyección de 11,5 pct

* Primer ministro Wen reitera política será ajustada cuando corresponda

Por Nick Edwards

PEKIN, abr 13 (Reuters) - La especulación de que el más débil crecimiento económico trimestral de China desde el estallido de la crisis global desate una avalancha de políticas de estímulo para contener la caída omite un punto crucial: las válvulas de apoyo ya están abiertas.

La tasa anual de crecimiento del PIB en el primer trimestre se desaceleró al 8,1 por ciento desde el 8,9 por ciento en los anteriores tres meses, dijo el viernes la Oficina Nacional de Estadísticas, por debajo del consenso del 8,3 por ciento proyectado por economistas consultados por Reuters.

El mercado accionario chino subió pese al decepcionante dato, ante la esperanza de que el pobre desempeño del primer trimestre sea suficiente para presionar por más asistencia de Pekín, quizás mediante un alivio en los términos de los préstamos o más gasto del Gobierno.

Pero la política fiscal china ha sido firmemente procrecimiento desde el otoño boreal del 2011 y un alivio de la política monetaria en la forma de recortes de 100 puntos básicos en el ratio de requerimientos de reservas (RRR) ha dado a los bancos unos 800.000 millones de yuanes (127.000 millones de dólares) de efectivo adicional para prestarlo.

Un amplio salto en los nuevos préstamos en marzo -25 por ciento por encima de las proyecciones de economistas, a 1,01 billones de yuanes- apunta a que ese dinero ha sido puesto a trabajar y la visión del consenso es que hay al menos 1,2 billones de yuanes más desde el mismo origen ya separados para distribuirlos durante el resto del año.

“La política ya ha sido flexibilizada. Quizás no hayamos visto hasta ahora rebajas de las tasas de interés o tantos recortes a las RRR, pero con los datos del préstamo sorprendentemente en alza, parece que la política ha sido flexibilizada suficientemente”, dijo a Reuters Zhang Zhiwei, jefe economista para China con Nomura en Hong Kong.

REVIRTIENDO VISIONES

La visión de Zhang resuena porque tuvo una vez de las proyecciones más pesimistas del mercado sobre las perspectivas de crecimiento de China en el 2012.

Al menos las tenía antes de que los datos del viernes mostraron que China sufrió su crecimiento de tres meses a tasa anual más débil en tres años, su expansión más floja trimestre a trimestre desde el 2008 y la más débil alza mensual del principal impulsor de la economía desde el 2003.

Zhang decidió que una mejora en sus proyecciones era la respuesta correcta después que el crecimiento anual del primer trimestre a tasa anual del 8,1 por ciento superó su estimación del 7,8 por ciento.

Y no está solo en esto.

“Para el primer trimestre habíamos tomado en consideración la noticia más desalentadora de todas y no resultó tan mal, de manera que ahora hay potencial para mejorar nuestras proyecciones”, dijo Ren Xianfang, analista para China con IHS Global Insight en Pekín, que esperaba un crecimiento cercano al 7,9 por ciento.

El dato sobre préstamos del jueves es discutiblemente la evidencia más clara de que la política de alivio de China está ganando fuerza, sugiriendo que las empresas tienen confianza para pedir préstamos o al menos que los grandes prestamistas del país respaldados por el Estado están siendo activamente alentados por los funcionarios para que lo hagan.

La última vez que el crecimiento económico estuvo tan bajo como ahora fue en el segundo trimestre del 2009, cuando las autoridades de la segunda mayor economía del mundo desembolsaron 4 billones de yuanes (365.000 millones de dólares) de estímulo monetario para escapar de los tentáculos de la crisis financiera global.

Pero los economistas aconsejan a los inversores que no esperen más de lo mismo en esta oportunidad.

“No se debe esperar otro catalizador o alivio monetario adicional, ya que el aumento del crédito llevará a un repunte de las inversiones y del crecimiento del PIB en el segundo trimestre”, dijeron analistas de UBS en una nota a clientes.

Otras señales de recuperación se originaron en el índice oficial de Gerentes de Compras (PMI) de China, que en marzo tocó máximos en 11 años al repuntar los nuevos pedidos.

Datos de la producción industrial y de las ventas minoristas difundidos junto a las cifras del PIB también sugieren que la economía podría estar ganando cierta fuerza.

Un alza en la producción del acero del 10,2 a tasa anual en marzo, junto con un repunte en la producción de vehículos, maquinaria y cemento, junto a una recuperación del crecimiento de ventas familiares de artículos electrónicos al 8,4 por ciento sugieren que las bases de la actividad económica tiene amplios fundamentos.

MENSAJE FAMILIAR

El Gobierno chino busca activamente una estrategia de menor crecimiento y en marzo recortó su proyección oficial al 7,5 por ciento, un mínimo en ocho años, a fin de crear más espacio para reformas económicas estructurales, particularmente en los precios que fija, sin desatar un repunte inflacionario.

De manera que el riesgo de que el crecimiento caiga por debajo del nivel del 8 por ciento, ampliamente considerado como el umbral para que Pekín suelte estímulos, podría haber dejado de ser un problema.

La visión de Pekín del ritmo que podría convertirse en escenario de un duro aterrizaje es significativamente menor que la de los inversores, lo que significa que los administradores de dinero que anticipan una respuesta de política monetaria ante una caída por debajo del 8 por ciento se van a decepcionar.

Especialmente después de unas declaraciones que hizo el viernes el primer ministro Wen Jiabao al finalizar un encuentro del Consejo de Estado, el gabinete de China.

El alto funcionario reiteró el dicho familiar de que la política económica será ajustada de manera oportuna, que los riesgos de inflación acechan y que las restricciones para frenar la especulación en el mercado inmobiliario se mantenían firmemente en su lugar.

(Reporte adicional de Aileen Wang y Koh Gui Qing)

REUTERS LEA IG

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below