28 de febrero de 2012 / 19:08 / en 6 años

ANALISIS-Tasa interés intacta en México, escudo virtual del peso

Por Luis Rojas

MEXICO DF, 28 feb (Reuters) - Cada vez más suben las apuestas a que el banco central de México dejará intacta por largo rato la tasa de interés clave mientras espera una mejora del entorno global, una medida que tangencialmente está protegiendo al peso ante la tregua que está dando la inflación.

El Banco de México pareciera estar en una posición de “esperar y ver” antes que trastocar los canales financieros del país, dada la complicada situación económica mundial, que probablemente ralentizará la productividad local este año.

Entre los analistas está creciendo cada vez más la noción de que el costo del crédito -fijado por la tasa interbancaria a un día- permanecerá hasta el 2013 en 4.50 por ciento, su menor nivel desde que en 2008 el banco central adoptó una tasa de interés como su principal instrumento de política monetaria.

En ese valor ha prevalecido desde mediados del 2009.

La ecuación detrás parece obvia: la economía se encuentra en desaceleración a la par de la crisis de deuda en la zona del euro; la inflación local está relativamente bajo control, y está claro que la tasa de interés en Estados Unidos seguirá cerca de cero por un largo periodo.

Los argumentos apuntan a que la estabilidad en la tasa mira más a convertirse en una velada defensa del otrora vapuleado peso, ya que la entidad monetaria adoptó desde 1995 un régimen cambiario flexible.

El banco “se la está jugando de manera muy defensiva ya que puede haber otros escenarios de volatilidad financiera externa que nos presionen el tipo de cambio, y más si recorta la tasa de interés”, dijo Rafael Camarena, economista del banco Santander.

“No la han movido (la tasa) porque están a flor de piel los problemas financieros en Europa (...) y está esperando que el tipo de cambio se estabilice también”, agregó.

TASA ESTABLE REDUCE RIESGOS PARA EL PESO

Los últimos tres años han sido difíciles para México.

La economía se desplomó más de un 6 por ciento en 2009, lo que precisamente motivó al banco central a estabilizar la tasa de interés en su nivel actual, en un esfuerzo por contrarrestar la caída libre del consumo privado, el gasto público, la inversión y las exportaciones.

La actividad productiva rebotó un 5.5 por ciento en 2010 y un 4 por ciento en 2011, pero todavía prevalecen ciertos rezagos en la inversión, el gasto y el consumo, indirectamente ligados a la tasa interbancaria a un día.

Según el banco central, el ingreso promedio de los trabajadores sigue mostrando variaciones negativas, la inversión fija bruta está perdiendo dinamismo y la confianza del consumidor dejó de crecer en los últimos meses, sin alcanzar los niveles previos a la recesión del 2009.

Este año la economía mexicana está contra las cuerdas (id: ) entre la crisis global y un proceso eleccionario que podría regresar la silla presidencial al opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En los hechos, la esperada expansión económica del 3.5 por ciento de este año depende en gran medida del componente que resta de la demanda agregada: las exportaciones, que van en una mayoría a Estados Unidos, mecenas y villano a la vez del destino económico de México.

Todos estos ingredientes junto a un reticente y elevado desempleo hacen que el efecto de la tasa sea más confortable para el peso.

“México depende mucho de Estados Unidos y una tasa más baja no ayuda mucho al crecimiento y sí pone en peligro el tipo de cambio”, dijo Pedro Tuesta, economista de la firma 4Cast, en Washington.

“Una tasa muy baja reduce el ‘carry trade’ para el peso”, agregó.

El “carry trade” es una estrategia de los inversores para obtener capitales a tasas bajas, como las de Estados Unidos, y llevarlos a monedas emergentes o de mayor rentabilidad como el peso mexicano.

TASA ATRACTIVA PARA CAPITALES EN EL PESO

En lo que va de este año, el peso ha revertido en un poco más del 8 por ciento la depreciación del 11.4 por ciento que vio en el 2011, un año de alta volatilidad financiera.

Alrededor de un 80 por ciento de las operaciones que se realizan en el referencial mercado interbancario a 48 horas corresponde a participantes extranjeros, de acuerdo con datos del banco central.

Para el jefe de la entidad, Agustín Carstens, los inversionistas están al pendiente de los fundamentos macroeconómicos del país y no solo del nivel en la tasas de interés para tomar sus decisiones.

“La fortaleza del peso sí, en parte, responde a la política monetaria, pero más que nada al avance que hemos tenido en el abatimiento de la inflación”, dijo Carstens en una entrevista reciente con Reuters.

“En un régimen de tipo de cambio flotante el tipo de cambio se debe ajustar conforme a los fundamentos de la economía”, agregó.

La inflación, el principal mandato del banco central, ha oscilado en los últimos tres años entre el 3.5 y el 4.4 por ciento. Para este año, la entidad monetaria espera que los precios fluctúen en la misma proporción.

De manera que una tasa de interés del 4.5 por ciento es efectivo en dos rutas para el estado actual de la economía: no calienta su marcha que a la postre derive en un aumento en los precios y es atractiva para la inversión foránea, pese a ser la segunda menor en América Latina después del 4.25 por ciento de Perú.

“Si baja la tasa lo haces menos atractivo, entonces menos gente viene, entra menos capital y presiona al tipo de cambio”, dijo Jorge Gordillo, subdirector de análisis de CI Banco.

“Siento que (el banco) está cómodo con esa tasa, ya se dio cuenta que esa tasa le es suficientemente atractiva para la entrada de capitales y no le está poniendo una presión adicional a la inflación”, agregó.

Y reforzando la noción de estabilidad, de acuerdo con un sondeo reciente de Reuters el peso podría cotizar dentro de un año en 12.70 pesos por dólar, dentro del rango de consolidación que ha visto la moneda en los últimos días de entre 12.6 y 12.9 unidades. (Reporte adicional de Jean Arce)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below