24 de febrero de 2012 / 22:53 / hace 5 años

RESUMEN 1-Improbable G-20 acuerde más fondos para FMI en México

6 MIN. DE LECTURA

* G-20 quiere acciones de Europa antes de acordar más dinero al FMI

* Brasil presiona para que comunicado G-20 especifique mecanismo apoyo FMI

* Banqueros demandan políticas para impulsar crecimiento (Agrega citas y detalles, cambia redacción)

Por Luis Rojas y Alonso Soto

MEXICO DF, 24 feb (Reuters) - Los países del Grupo de los 20 (G-20) no llegarán este fin de semana a un acuerdo a fin de dotar de más recursos al FMI para que ayude a la zona euro a capear su crisis de deuda, porque los líderes europeos necesitan hacer más por sí mismos primero, dijeron el viernes funcionarios.

Europa tiene la esperanza de que China, Japón y otras naciones se comprometan pronto a darle más dinero al FMI para que ayude a países europeos que pasan por una crisis de liquidez.

Pero varios miembros del grupo han insistido en que Europa debe dar el primer paso y reforzar sus propios fondos de rescate, conocidos como cortafuegos, para detener un futuro endurecimiento de la crisis de deuda.

Ministros de Hacienda y Finanzas y los banqueros centrales del G-20 se reúnen este fin de semana en la capital mexicana.

El ministro mexicano de Hacienda, José Antonio Meade -anfitrión del encuentro- dijo que "es temprano todavía en el proceso para empezar a discutir ya puntualmente sobre modalidades y montos".

También expresó que es "muy prematuro" esperar que el comunicado de la reunión contenga un compromiso explícito de dar más recursos al Fondo Monetario Internacional (FMI), que quiere levantar hasta 600,000 millones de dólares en recursos adicionales, pero el plan enfrenta resistencia por parte de países como Estados Unidos y Canadá, entre otros.

Los poderes económicos mundiales están usando la reunión del G-20 del fin de semana para coordinar una respuesta a la crisis financiera que se disparó desde el 2008 con la ruptura de la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos y que luego se extendió a Europa, donde muchos países tienen pesadas cargas de deuda.

Pero en la medida en que la crisis se ha prolongado se han profundizado las diferencias acerca de cómo atacarla.

Estados Unidos ha dicho a Europa que tiene que hacer más por sí misma y ha dejado claro que no le dará más fondos para enfrentar la crisis. Eso puso la pelota en la cancha de China, Japón y otros países.

E incluso si quisiera hacerlo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tendría muy pocas posibilidades de pasar una medida como esa a través del Congreso del país en un año electoral.

El gobernador del banco central de Corea de Sur dijo el viernes que apoyaría más fondos para el organismo, pero lo condicionó a que Europa se esfuerce más.

Los líderes de la Unión Europea se reunirán la semana próxima para discutir sobre la unión de los fondos de rescate.

En tanto, el gobernador del Banco de México (central), Agustín Carstens, dijo que "es crucial que las autoridades europeas implementen acciones urgentes de política, incluyendo la consolidación de las cuentas fiscales".

Agregó que "los problemas que muchos países están enfrentando ahora tienen solución si actúan con decisión y a tiempo. Si esto se hace temprano, antes que tarde, vemos un futuro prometedor para la economía global".

Oportunidad

Mark McCormick, un estratega de monedas de Brown Brothers Harriman en Nueva York, dijo que la mayoría de los gobiernos mundiales están determinados a hacer que Europa resuelva sus propios problemas, incluyendo más avances en un enfoque presupuestario común.

"La coordinación a través del G-20 puede ayudar a contener parte del contagio hacia el sistema financiero global, pero la solución va a necesitar acuerdos políticos de los responsables de la zona euro para forjar una unión más fuerte", dijo McCormick. El dinero del G-20, a través del FMI, les daría algo más de tiempo.

Sin embargo, algunos países miembros están tratando de impulsar al G-20 a que al menos defina los mecanismos que usaría para ayudar.

"Dado que podríamos no acordar ninguna cifra, promesas de dinero de ningún país, no deberíamos perder la oportunidad para avanzar", dijo el representante de Brasil ante el FMI, Paulo Nogueira Batista.

La próxima oportunidad del G-20 para alcanzar un acuerdo sobre los fondos podría ser en abril, en los márgenes de una reunión del propio FMI.

Y mientras los representantes públicos discutían sobre si fortalecer o no al FMI, un grupo de banqueros internacional pidió al G-20 trabajar más duro en el impulso al crecimiento, advirtiendo que la crisis de la zona euro amenaza con derramarse a toda la economía global.

El Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) dijo en una reunión paralela en Ciudad de México que los diseñadores de políticas deben buscar reducir las tensiones de la zona euro, buscar un enfoque más equilibrado para la regulación financiera y mejorar su coordinación para acrecentar la perspectiva global de crecimiento.

El grupo de banqueros vio con beneplácito los progresos que ha hecho Europa en resolver sus problemas de deuda soberana a través de un fondo de rescate de emergencia, más liquidez de los bancos centrales y normas fiscales más duras.

Pero advirtió que los recortes presupuestarios en países más débiles como Grecia y España podrían dañar severamente los pronósticos de crecimiento de largo plazo.

"Aunque es necesaria, la austeridad fiscal en el corto plazo pesará sobre un crecimiento que ya está por debajo de las expectativas", dijo el IIF. (Con reporte adicional de Stella Dawson, Krista Hughes y el equipo de enviados especiales al G-20, escrito por Bill Schomberg)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below