27 de enero de 2012 / 16:23 / hace 6 años

ANALISIS-Economía de México, contra las cuerdas en año electoral

* Economía bajará velocidad por crisis global

* Los mexicanos están inquietos también por elecciones

* Reformas estructurales enfrentan oscuro panorama

Por Luis Rojas

MEXICO DF, 27 ene (Reuters) - Acosada por la crisis global, un sector productivo a medio vapor y ausencia de reformas, la economía mexicana está contra las cuerdas, pero las autoridades aseguran que pese a todo habrá expansión este año, cuando además hay elecciones presidenciales.

La segunda economía de Latinoamérica ya ha vivido años severos: la desastrosa crisis del Tequila de 1994 -que sacudió al mundo entero- y recientemente, en el 2009, su peor colapso en más de una década, con una contracción del 6.1 por ciento.

Y pese a que autoridades y analistas afirman que los fundamentos económicos son ahora más sólidos que entonces, los tintes sombríos devienen de que la actividad productiva no será suficiente para aminorar un tenaz desempleo ni mejorar la confianza del consumidor.

Durante los 11 años cumplidos de dos gobiernos del Partido de Acción Nacional (PAN), la economía mexicana -altamente dependiente de los vaivenes de su vecino del norte- ha crecido en promedio alrededor de un 2 por ciento anual, muy por debajo de lo que se requiere para combatir la extendida pobreza.

Las perspectivas económicas de México se están deteriorando lentamente, a medida que la productividad mundial y, sobre todo, la de Europa, pierde impulso.

Las autoridades aspiran a que el Producto Interno Bruto (PIB) crezca un 3.5 por ciento este año, menos del 4 por ciento del 2011. Pero los riesgos de que la cifra sea más baja existen por la crítica situación de deuda en la zona euro.

El propio jefe del banco central, Agustín Carstens, comenzó el año asegurando que el mundo tenía aún cinco años difíciles por delante y que, en el caso de México, el crecimiento sería "insuficiente" para aliviar la pobreza en la que se encuentra un 46 por ciento de la población, más de 52 millones de personas.

PANORAMA SOMBRIO

La desazón también golpea al mexicano de a pie, que lucha con un poder adquisitivo que se disuelve con la inflación, que rozó un 4 por ciento anualizada en el primera quincena de este mes.

"Mi sensación es de terror, va a ser un año complejo", dijo Amelia Rodríguez, una funcionaria del gobierno de 45 años. "Entre la crisis mundial y las elecciones no nos va a ir muy bien, tengo malas vibras", agregó.

La analista local Denisse Dresser dijo recientemente que sólo con tasas de crecimiento anual del 10 por ciento se podría tener una enorme incidencia sobre la pobreza y el desempleo.

"Contribuiría a construir trampolines para la movilidad social, que le robarían al narcotráfico y al crimen organizado el terreno fértil en el cual encuentran tantos reclutas actualmente", agregó.

Las estrellas están dispersas para México: el país enfrenta desde hace cinco años su peor batalla en la historia contra el narcotráfico, carece de profundas reformas estructurales y su economía sigue creciendo a la sombra de su principal socio de negocios, Estados Unidos.

Desde el 2009, la tasa de desempleo se ha estancado alrededor de un 5 por ciento, incluso vio un máximo del 6.4 por ciento en septiembre de ese año, y la economía no genera el millón de empleos anuales que son necesarios, según analistas.

La confianza del consumidor no ha regresado a la zona de los 100 puntos, donde se encontraba a comienzos del 2008, antes de desplomarse por la crisis financiera de 2008-2009.

Y por si no bastara, el salario mínimo diario pasó de los 50.8 pesos ($3.93) en el 2008 a 58.0 pesos ($4.49) en el 2011, con una inflación promedio del 5 por ciento entre esos años.

A LA MITAD DE LA TABLA

Una de las causas de esta suerte de estancamiento es que México ha fracasado por años en su esfuerzo por encontrar vías a través de reformas que fortalezcan su mercado interno, mejoren su competitividad e impulsen su productividad, para depender menos de los vaivenes externos y de Estados Unidos.

Y la factura le está saliendo muy costosa, según el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Angel Gurría.

"México se ubica siempre a media tabla en los indicadores y tiene que aspirar a ganar la liguilla (torneo final), así que en materia de políticas públicas la única manera de hacerlo es siguiendo adelante con las reformas", dijo hace unos días.

"Estamos obligados a llevar a cabo las reformas laboral, educativa, de energía, con objeto de poder emparejarnos", agregó el ex secretario mexicano de Hacienda.

Para las calificadoras Fitch, Moodys y Standard & Poors, las reformas son la clave que podrían llevar a una mejora en la calificación soberana de México, en grado de inversión.

Infructuosamente, desde que en 1997 la composición de los poderes en México mudó a aquella en la que el partido en el Gobierno no cuenta con la representación mayoritaria del Congreso, una y otra vez se han presentado a los legisladores diversas propuestas orientadas a sacudir la anquilosada estructura económica del país.

Pero las profundas divergencias entre las fuerzas políticas han reducido desde entonces los ambiciosos planes a reformas diluídas, que han fracasado en impulsar a la economía.

A la ausencia de cambios, se suma que México tendrá elecciones presidenciales en julio y aun cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) retome la presidencia, no está garantizado el aval para las reformas económicas pendientes.

Todo apunta en los sondeos a que la presidencia en las elecciones de julio la disputarán los candidatos del PRI, que cedió la presidencia en el 2000, y del PAN.

Pero el desencanto de algunos mexicanos es mayúsculo porque sienten que el cambio de poder no mejorará las cosas.

"No importa quién llegue al poder, el que sea está mal", dijo Alvaro Martínez, un empleado público de 30 años. "Nos lo han demostrado desde hace mucho tiempo, y cada día el país se pone peor", agregó. (1 dólar = 12.9286 pesos) (Reporte de Luis Rojas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below