7 de junio de 2013 / 14:58 / en 4 años

RESUMEN-Banco Central México mantiene tasa clave y ve más riesgo para la economía

* Banco central mantiene tasa de referencia en un 4 por ciento

* Autoridad monetaria dice se han intensificado riesgos para actividad

* Inflación anualizada a mayo cede ligeramente a un 4.63 por ciento (Actualiza con citas, contexto y consolida con despachos sobre inflación)

MEXICO DF, 7 jun (Reuters) - El banco central de México mantuvo el viernes la tasa de interés clave en un 4 por ciento, como esperaba el mercado, y advirtió que los riesgos a la baja de la actividad económica se han intensificado y que la inflación irá cediendo en los próximos meses.

La Junta de Gobierno del banco decidió dejar intacta la tasa de interés interbancaria a un día teniendo en consideración la desaceleración de la economía local en los primeros meses del año, la fragilidad del entorno externo y las perspectivas de inflación.

La desaceleración, que calificó en su comunicado como “importante”, se debe a que continúa débil la demanda externa y por lo tanto persiste un estancamiento de las exportaciones manufactureras, dijo el banco.

“En este contexto, diversos indicadores de holgura sugieren que no han tenido lugar ni se anticipan en el futuro previsible presiones de inflación provenientes de la demanda agregada”, añadió.

El Gobierno mexicano recortó a un 3.1 por ciento desde un 3.5 por ciento su previsión de crecimiento para este año, tras conocerse en mayo que la expansión en el primer trimestre del 2013 fue la menor en tres años.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció un 0.8 por ciento interanual en los tres primeros meses, menos de lo esperado por el mercado y por el mismo Gobierno debido a una caída del sector industrial, que tiene fuertes vínculos con Estados Unidos.

“La Junta estima que la postura de política monetaria es congruente con un escenario en el que no se anticipan presiones generalizadas sobre la inflación y en el que se prevé que el ritmo de expansión del gasto en la economía sea acorde con la convergencia de la inflación hacia el objetivo permanente de 3 por ciento”, dijo el banco central (Banxico).

La entidad bajó en marzo la tasa de interés interbancaria a un día desde un 4.5 por ciento a un 4 por ciento, por primera vez en cuatro años, pero aclaró que no iniciaba un ciclo expansivo sino un ajuste a una economía que seguía creciendo con precios bajo control.

INFLACION CEDE Y PESO PODRIA SEGUIR VOLATIL

Banxico, el banco central, dijo el viernes que las condiciones monetarias prevalecientes han propiciado que las expectativas de inflación de mediano y largo plazo se mantengan estables.

La entidad tiene una meta permanente de 3 por ciento más o menos un punto porcentual, pero recientemente la tasa anualizada de inflación se ha mantenido por encima del 4 por ciento, lo que la autoridad monetaria considera coyuntural.

El viernes, y por separado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que el índice de precios al consumidor se contrajo un 0.33 por ciento en mayo, en línea con las expectativas del mercado.

La tasa anualizada fue del 4.63 por ciento hasta mayo, una leve baja desde el 4.65 por ciento en abril, la más alta en siete meses.

“En virtud de que el alza en la inflación general anual obedece a factores transitorios, se prevé que ésta muestre una ligera disminución en junio y que la trayectoria descendente se intensifique a partir de julio para ubicarse en el tercer y cuarto trimestres entre 3 y 4 por ciento”, dijo Banxico.

Para 2014, el banco anticipa que la inflación general anual estará muy cerca de 3 por ciento.

“Hacia adelante, la Junta seguirá vigilando la evolución de todos los factores que podrían afectar a la inflación”, dijo.

Respecto a la volatilidad del tipo de cambio, Banxico dijo que prevé que ésta podría continuar en medio de la abundante liquidez en los mercados financieros internacionales y ante la expectativa de posibles cambios en la política monetaria de estados Unidos.

El peso mexicano Ÿcerró mayo con una depreciación cercana al 6 por ciento por la incertidumbre sobre el futuro del programa de estímulos de la Reserva Federal de Estados Unidos. El viernes cotizaba alrededor de 12.7 pesos por dólar en horas de la mañana.

No obstante, desde inicio del año hasta el 9 de mayo se había apreciado más de un 7 por ciento.

“La gente especulaba que una de las razones por las que el banco central quería recortar la tasa de interés era para detener la apreciación del peso debido al flujo de capitales y mucho de eso se fue en mayo”, dijo Ezequiel Aguirre, estratega para América Latina de BOFA.

“Así que no hay preocupación por el valor del peso mexicano en los precios actuales. Esa es otra razón por la cual hay (menos) argumentos para recortar tasas”, agregó. (Redacción México)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below