11 de enero de 2013 / 16:57 / hace 5 años

Deuda argentina mantiene racha adversa; peso marginal se recupera levemente

BUENOS AIRES, 11 ene (Reuters) - Los bonos soberanos de Argentina continuaban en baja el viernes, por sexta sesión consecutiva, al prolongarse la racha vendedora entre inversores institucionales tras la reciente recomendación de bancos internacionales para tomar utilidades.

Argentina está en un litigio judicial en Estados Unidos con tenedores de bonos incumplidos hace una década, pese a dos gigantescas reestructuraciones. A fines de febrero habrá una nueva reunión entre las partes involucradas en una corte de apelaciones en Nueva York.

A fines del 2012 hubo temores de un incumplimiento técnico por parte del país sudamericano frente a un millonario pago de renta y amortización a favor de acreedores que aceptaron quitas de capital en su momento. Sin embargo, la justicia estadounidense despejó los temores y los bonos treparon con fuerza.

Los bonos extrabursátiles cedían en promedio un 1,2 por ciento a las 1640 GMT, para acumular en seis sesiones una pérdida del 4,1 por ciento, liderados por los títulos de mayor liquidez.

Entre ellos, destacaban los 'Disc' en dólares con un retroceso del 3,7 por ciento, y de los cupones atados a la economía argentina nominados en dólares con caída del 1,8 por ciento.

"Se nota que en los bonos siguen pesando las recientes recomendaciones de recortar posiciones de deuda (argentina)", dijo Ricardo Maied, operador de Federal Bursátil.

El riesgo país argentino según el EMBI+ de JPMorgan, que mide el diferencial de rendimiento de los bonos locales con los estadounidenses, subía 29 unidades a 1.110 puntos básicos.

ACCIONES

La bolsa de Buenos Aires también registraba ganancias el viernes, por cuarta ronda seguida, por renovada compra de inversores que buscan cubrirse principalmente con acciones que cotizan en el exterior ante la debilidad de la moneda local.

El índice Merval de Buenos Aires ganaba un 0,20 por ciento a 3.120 puntos -niveles similares a los de inicios de agosto de 2011-, para acumular desde el martes inclusive un alza del 4,2 por ciento.

En enero, la plaza bursátil muestra una mejora del 9,3 por ciento, frente a un peso marginal que perdió alrededor de 40 centavos frente al dólar. La brecha cambiaria ante el mercado oficial de cambio alcanza al 46,1 por ciento.

"La firmeza del dólar (debilidad del peso) ayuda a que los inversores se muevan con mucha selectividad, pero a su vez permite un marco más animado ya que la consigna es no quedarse en pesos", dijo Maied.

"Las (acciones) energéticas son las que se mantienen con el mayor interés reciente, mientras que los (papeles de) bancos acusan el impacto de las sucesivas caídas en bonos (...) Avecino toma de ganancias en el mercado bursátil", agregó.

Los inversores optaban por los negocios llamados "contado con liquidación", en los que se compran activos en la plaza local para luego venderlos en el exterior a cambio de dólares libres de las restricciones que aplica el Gobierno.

El tipo de cambio de esas operaciones era de 7,25 pesos por dólar, un mínimo histórico.

MONEDA

La plaza cambiaria continuaba en el centro de las miradas financieras por la demanda de dólares pese a los rígidos controles cambiarios del Banco Central y de la administración fiscal.

El peso argentino marginal recuperaba algunos centavos por inyección de liquidez encubierta, dijeron operadores, mientras que en el mercado interbancario cedía suavemente a nuevos mínimos históricos en medio de las trabas para la adquisición de dólares en plena etapa estacional por las vacaciones de verano.

En un segmento algo más distendido, el peso informal pasaba a subir un 0,42 por ciento por ciento a 7,20/7,22 por dólar , mientras que el mayorista caía un leve 0,05 por ciento a 4,94/4,9425 por dólar.

"La subida del dólar (caída del peso) es muy fuerte e impacta en todos los mercados. Hoy se relajó un tanto porque aparecieron dólares que aparentemente los inyectaron mediante alguna orden (oficial) encubierta", dijo un operador en condición de anonimato.

El mercado cambiario argentino opera con fuertes limitaciones desde octubre del 2011, cuando el Gobierno aplicó trabas a la compra de divisas extranjeras para frenar una fuga de capitales y la caída en las reservas. (Reporte de Jorge Otaola; Editado por Silene Ramírez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below