3 de mayo de 2012 / 21:18 / hace 6 años

BREAKINGVIEWS-Alza de ganancias es alivio superficial para Pemex

(El autor es un columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son personales)

Por Raul Gallegos

NUEVA YORK, 3 mayo (Reuters) - El aumento de las ganancias de Petróleos Mexicanos en 20 veces durante el primer trimestre representa sólo un alivio superficial. La producción en el monopolio petrolero estatal mexicano sigue disminuyendo y sus finanzas son un desorden.

Sólo las menciones de una apertura de la industria petrolera durante la temporada de campañas electorales ofrecen un rayo de esperanza.

A pesar de sus beneficios de 2.650 millones de dólares en el primer trimestre -algo tremendamente inusual, producido por los altos precios del crudo y un singular efecto contable por el tipo de cambio, el panorama financiero de la compañía es sombrío.

Para comenzar, Pemex tiene una enorme deuda de 49.000 millones de dólares. Eso se aproxima a 9 dólares por barril de reservas, mucho más que, por ejemplo, los 51 centavos por barril de la estatal Petróleos de Venezuela.

Por estos días, el reprogramar el vencimiento de sus 49.000 millones de dólares en deuda es parte de los negocios cotidianos de Pemex, casi tanto como el perforar en búsqueda de petróleo.

Luego están los impuestos. Mediante una imposición u otra, el Gobierno mexicano típicamente logra eliminar todas las ganancias de Pemex. La motivación política es clara -el Gobierno financia cerca de un 40 por ciento de su presupuesto con los ingresos relacionados al petróleo.

La producción de crudo bajó a 2,9 millones de barriles por día en el primer trimestre, aunque el año pasado la compañía finalmente logró reemplazar cada barril de reservas que utilizó.

Ahora Pemex está depositando sus esperanzas en una ronda de licitaciones en junio que busca atraer a importantes actores extranjeros con el dinero y el conocimiento para ayudar a frenar la caída en la producción. México está ofreciendo contratos más atractivos, aunque una elección presidencial en junio podría demorar el proceso.

Al menos los políticos finalmente están ofreciendo una especia de beneplácito. Enrique Peña Nieto, el candidato del opositor PRI que es el favorito para ganar la elección, ha hablado de permitir el ingreso de firmas petroleras extranjeras. Su rival conservador incluso ha hablado de vender acciones de Pemex.

El hecho de que el abrir el negocio petrolero mexicano ya no sea un tema tabú es un soplo de aire fresco en un país que nacionalizó la industria en la década de 1930 y ha mantenido fuera a las empresas petroleras extranjeras desde entonces.

Pemex haría bien en continuar con su proceso de concesión de licencias como está previsto, a pesar del ruido político. BP , Chevron y la francesa Total ya han expresado su interés.

Si los políticos y la compañía son más serios que los últimos resultados financieros de Pemex, hay posibilidades de una nueva dirección para la industria petrolera de México. (Editado en Español por Ricardo Figueroa)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below