23 de mayo de 2012 / 19:49 / hace 5 años

FUTBOL-Denuncias de mala administración golpean a la CONCACAF

5 MIN. DE LECTURA

Por Mike Collett

BUDAPEST, 23 mayo (Reuters) - Jack Warner y Chuck Blazer, ex presidente y ex secretario general de la CONCACAF, fueron culpables de mala administración financiera a gran escala durante sus años en los cargos, según se dijo el miércoles en el congreso de la confederación de fútbol de América del Norte, Central y el Caribe.

El nuevo presidente de la CONCACAF, Jeffrey Webb, dijo que estaba "muy sorprendido, consternado y furioso" cuando el auditor del organismo John Collins reveló detalles sobre la presunta mala administración a miembros de los 40 países que conforman la confederación.

Collins dijo a delegados que después de investigar las finanzas de la CONCACAF en los últimos cinco meses podía aseverar que bajo el mando de Blazer la entidad no declaró sus ingresos al Servicio de Ingresos Internos de Estados Unidos durante años.

Warner registró a su nombre un complejo de fútbol financiado por la FIFA en Trinidad y Tobago.

Mientras Warner abandonó la FIFA el año pasado, Blazer sigue siendo representante de la CONCACAF en el comité ejecutivo de la FIFA. Un agitado debate propulsado por una moción del delegado de Bermudas terminó con el Congreso votando para que el directivo sea removido de su cargo.

Esa decisión no es vinculante con la FIFA porque solo el órgano rector del fútbol mundial puede expulsar un directivo del comité ejecutivo, pero fue el resultado de una mayoría de 34 delegados y solo dos votos en contra.

Otros querían que Blazer se reporte ante el Comité de Etica de la FIFA tras las denuncias y se produjo una discusión con argumentos legales para establecer si estaría o no bajo la jurisdicción del comité en caso de no estar involucrado en el fútbol.

En un comunicado entregado a los medios, Blazer dijo que no se habían hecho declaraciones de ganancias en Estados Unidos porque la CONCACAF era una organización sin fines de lucro y no se obtuvieron ingresos en ese país.

"Pasé 21 años construyendo la confederación, sus competiciones y sus ganancias, y soy el único responsable por sus buenos niveles de ingresos. Estoy perfectamente satisfecho porque hice un excelente trabajo", dijo en el escrito.

Blazer indicó que "aún no estaba en litigio" para cobrar los pagos que le fueron otorgados pero confirmó que su contrato había incluido un 10 por ciento de todos los acuerdos de televisación y patrocinio de la CONCACAF.

Las comisiones y salarios para Blazer totalizaron entre 4 y 5 millones de dólares el año pasado, según se informó en la reunión.

Al mismo tiempo, delegados escucharon que las acciones legales iniciadas por Lisle Austin, brevemente presidente interino de la entidad tras la expulsión de Warner, le habían costado a la CONCACAF unos 800.000 dólares.

Una sucesión de delegados exigió una comisión de investigación, el despido de todo el comité ejecutivo de la CONCACAF y acciones contra Blazer.

Warner se alejó del fútbol el año pasado y de ese modo evitó una investigación de la comisión ética de la FIFA en relación con denuncias de sobornos alrededor de la elección presidencial de la entidad rectora del deporte.

Blazer, quien no asistió al Congreso de CONCACAF, renunció como secretario general y ya no es empleado de la organización.

El auditor Collins dijo a los delegados que la CONCACAF había tergiversado su estado impositivo ante las autoridades estadounidenses entre el 2007 y el 2011 y que esas responsabilidades podían superar los 2 millones de dólares, antes de cualquier sanción que pueda imponerse.

El auditor también generó asombro cuando reveló que descubrió que el Centro de Excelencia Joao Havelange en Trinidad y Tobago -que costó 22,5 millones de dólares- no es propiedad de la CONCACAF sino de dos empresas de Warner.

Collins advirtió al Congreso que intentos por reclamar la propiedad del complejo o su valor podrían quedar comprometidos por otras acciones legales iniciadas contra el mismo.

José Luis Hernández, de Cuba, le dijo a Webb, quien fue elegido como presidente más temprano el miércoles: "Usted está sentado en una bomba de tiempo. En todos nuestros países la corrupción y el uso no transparente de recursos tiene un nombre claro: robo".

"Hay ladrones que usan armas y otros de guante blanco. No quiero que a nosotros nos represente en la FIFA un ladrón de guante blanco". (Reporte de Mike Collett; editado en español por Damián Pérez y Javier Leira)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below