Cuba fija nuevas reglas aduaneras para agilizar sector petróleo

martes 13 de marzo de 2012 11:16 CST
 

LA HABANA, 13 mar (Reuters) - Cuba anunció una nueva resolución aduanera que entrará en vigor dentro de 10 días destinada a facilitar las operaciones de exploración de petróleo en aguas profundas del Golfo de México, en momentos en que la isla apunta a la extracción de crudo a gran escala para reanimar su economía.

La Gaceta Oficial (www.gacetaoficial.cu) dijo el martes que las nuevas normativas regulan las condiciones, trámites y formalidades para el despacho y control aduanero de la importación y exportación de mercancías relacionadas con la exploración y explotación de crudo.

Sin embargo, las disposiciones no representan un cambio mayor en la normativa comercial de la isla.

"Es necesario disponer (de) normas específicas que permitan establecer el control y tratamiento aduanero aplicable a la entrada, el depósito, tránsito y salida del territorio nacional de mercancías, viajeros y sus equipajes y los medios de transporte internacional (...)", destacó la Gaceta Oficial.

Las regulaciones llegan cuando la isla está en medio de una serie de reformas que buscan reactivar el modelo económico de estilo soviético con la esperanza de que el crudo pueda ayudarle a salir de las dificultades financieras y obtener la independencia energética de su aliado socialista Venezuela.

La Habana recibe unos 114.000 barriles diarios de crudo de Venezuela a precios preferenciales como parte de un acuerdo de cooperación bilateral firmado en octubre del 2000 entre el presidente Hugo Chávez y el ex mandatario cubano Fidel Castro.

Según la nueva legislación, las reglas vigentes hasta ahora "no satisfacen los requerimientos de agilidad y prontitud" para las operaciones de exploración, en momentos en que la petrolera española Repsol-YPF comenzó la perforación del primer pozo en aguas profundas del país.

Uno de los artículos refiere que los medios de transporte internacionales que realicen operaciones sucesivas desde un puerto local a la plataforma o buque de perforación cumplirán el pago de los servicios de aduana, derivados del despacho de los barcos por la primera entrada y última salida de estas.

Además, para controlar la explotación de petróleo, se designó a la aduana del Mariel, un puerto que es modernizado por empresas brasileñas, como la única por la que "podrán tramitarse todas las operaciones de importación y exportación de mercancías destinadas a dichas actividades".

Las disposiciones se anuncian luego de que la plataforma Scarabeo 9, que llegó a aguas cubanas a mediados de enero, empezó a perforar en febrero a unos 50 kilómetros al noroeste de La Habana en una zona que el Gobierno dice poseer ricas reservas que podrían catapultar su debilitada economía.

Repsol, que opera la plataforma en un consorcio con la noruega Statoil y ONGC Videsh, así como una unidad de la india Oil and Natural Gas Corp, sostiene que tomará varios meses para determinar los resultados de la exploración. (Reporte de Nelson Acosta, editado por Gabriel Burin)