Hallan posible filtración de radiación en vertedero nuclear militar en Nuevo México

domingo 16 de febrero de 2014 06:36 CST
 

16 feb (Reuters) - Niveles inusualmente altos de partículas radioactivas se encontraron el sábado en un sitio subterráneo de desechos nucleares en Nuevo México, en lo que un portavoz dijo parecía ser la primera alarma real desde la apertura de la planta en 1999.

Funcionarios estadounidenses buscaban indicios de radiación en muestras de aire del lugar, que alberga desechos nucleares como el plutonio utilizado en investigaciones de defensa y en la fabricación de armas nucleares, enterrado 0,8 kilómetros bajo tierra en una antigua formación salina.

Los monitores de aire "han alertado en el pasado de falsos positivos debido a errores o a las fluctuaciones en los niveles de radón (un gas radioactivo presente en la naturaleza)", dijo el portavoz del Departamento de Energía Roger Nelson.

"Pero creo que es seguro decir que nunca hemos visto un nivel como el que estamos viendo. Simplemente no sabemos si es un hecho real, pero parece que lo es", declaró.

No estaba claro qué causó que el sistema de vigilancia indicara que había partículas radioactivas a niveles inseguros, dijo Nelson.

No había personal presente en la Planta Piloto de Aislamiento de Residuos del Departamento de Energía cerca de Carlsbad, en el sudeste de Nuevo México, cuando se encendió la alarma a las 0630 GMT del viernes y ninguno de los 139 empleados que trabajan en la superficie de la planta fue expuesto a contaminantes radioactivos, agregó.

Se les solicitó a los trabajadores que se refugiaran hasta el final de su turno y se les permitió abandonar el lugar a las 17.00 hora local del sábado, informó Nelson. También sostuvo que no hubo intercambio de aire con la superficie después de que el sistema de ventilación cambiara automáticamente a filtración.

Nelson dijo que el domingo la planta tendría mediciones precisas sobre la cantidad de partículas alfa y beta en el aire, que pueden ser dañinas si son inhaladas o ingeridas.

Un equipo podría ser enviado bajo tierra durante el fin de semana y Nelson aclaró que la planta "no estaba en operaciones activas. Estamos en un periodo que normalmente se reserva para cerrar el lugar para mantenciones".

Este mes, una parte del recinto fue evacuada después de que un camión utilizado para cargar sal se incendiara. Varios operarios sufrieron inhalación de humo, según una declaración de la agencia. (Información de Laura Zuckerman; Información adicional de Kevin Murphy; Traducido por Nadia López)