9 de junio de 2013 / 11:50 / hace 4 años

La "primera dama" de China evita el protagonismo en California

Por John Ruwitch

RANCHO MIRAGE, EEUU, 9 jun (Reuters) - La fotogénica "primera dama" de China, Peng Liyuan, tocó unos tambores en Trinidad, paseó de la mano con la hija de un productor de café en Costa Rica y tomó fotografías con su iPhone en las ruinas mayas de México.

Sin embargo, la glamurosa y popular esposa del presidente chino, Xi Jinping, se apartó de los focos durante los dos días en los que su marido mantuvo unas negociaciones informales sin precedentes con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una lujosa finca en el desierto de California durante la última fase de un viaje por cuatro países.

Peng, una cantante de la que muchos chinos dicen que hasta ahora era más famosa que Xi antes de convertirse en presidente, ha roto de manera decisiva con el molde de las primeras damas chinas, que han mantenido una presencia pública discreta de forma intencionada desde la década de los 70.

Muchos en China esperaban ver más de ella en California y que tuviera la oportunidad de verse con la primera dama estadounidense Michelle Obama, lo que podría añadir una nueva dimensión a la incipiente relación entre sus dos maridos presidentes.

Sin embargo, la decisión de Michelle Obama de quedarse en Washington con sus hijas en lugar de reunirse con la pareja china marginó de cierta forma a Peng.

Responsables de Estados Unidos dijeron que habían dejado claro a la parte china que una serie de compromisos planificados impedirían la presencia de Michelle Obama en la cumbre celebrada en la finca de Sunnylands, cerca de Palm Springs.

Pero la primera dama de Estados Unidos tuvo un detalle.

"La señora Obama escribió una carta a Peng dándole la bienvenida a Estados Unidos. La primera dama dijo que lamentaba su ausencia durante el fin de semana pero esperaba tener la oportunidad de visitar China y conocer a la señora Peng en algún momento", dijo un responsable de la Casa Blanca.

Pese a ello, la ausencia de Michelle Obama provocó especulación, enfados, orgullo y más de un par de bromas entre los blogs y algunos medios de comunicación chinos.

Fue "una muestra arrogante del miedo de inferioridad" lo que la llevó a no reunirse con Peng, un insulto para los chinos, dijo un artículo de la agencia de noticias semioficial China News Service. El artículo se retiró más tarde de la página web pero se difundió ampliamente por Weibo, la web china de microblogs.

"FALTA DE RESPETO Y GROSERÍA"

"Incluso aunque a la esposa de Xi no le importe, muchos chinos creen que esto es una falta de respeto y grosería hacia el líder chino", dijo.

Michelle Obama ha tenido relaciones cordiales con las esposas de otros líderes extranjeros que han visitado la Casa Blanca, así como con las que se ha reunido fuera de su país. Sin embargo, carente de cualquier papel diplomático en la administración, ha mostrado pocas señales de forjar lazos personales cercanos con sus homólogas foráneas.

En Weibo, varios comentaristas dieron su propia opinión sobre porqué Michelle evitó acudir a California.

"Estaba asustada por el encanto de Mama Peng. Qué vergüenza que el aura de la primera dama de la superpotencia mundial no pueda ganar a la primera dama de una China en desarrollo", escribió un usuario con el seudónimo Chiki_Wang.

Otro escribió: "Michelle decidió esconderse antes de ser humillada. Tenía miedo de que después de la cena las dos parejas cantaran en un karaoke y por eso dijo que tenía que estar con sus hijas, una de las excusas más comunes, incluso en China".

Peng pasó al centro de la atención por su nuevo papel de primera dama en marzo, el mismo mes que Xi se convirtió en presidente, cuando le acompañó a Rusia y a África. De vuelta a su país, se transformó al instante en una sensación en Internet.

Las imágenes en las que aparece vistiendo un moderno vestido hecho en China se han vuelto populares en el país asiático, un paralelismo que comparte con Michelle Obama, de la que la revista Vogue dijo en abril que "había inspirado una definición moderna de la elegancia espontánea estadounidense".

Las primeras damas chinas han aparecido en ocasiones en fotografías durante sus viajes en el extranjero con sus maridos. La mayoría lo han hecho de manera anticuada y torpe, y ninguna de las antecesoras de Peng desde la fundación de la República Popular de China en 1949 podría ser descrita como glamurosas.

Todas han mantenido una presencia discreta, tras la experiencia de Jiang Qing, viuda del fundador del Comunismo en China, Mao Tse Tung. Jiang fue la líder de "la banda de los cuatro" que controló el poder supremo durante la Revolución Cultural de 1966 a 1976. Recibió una sentencia de muerte suspendida en 1981 por la muerte de decenas de miles durante aquel período de caos.

Al contrario, el comportamiento informal y divertido de Peng quedó reflejado una vez más durante la primera parte del viaje de Xi, en Trinidad, Costa Rica y México.

En California, un periódico local la retrató visitando un museo de arte el viernes por la tarde, mientras que el sábado tomó el té con Obama y su marido. (Información adicional de Matt Spetalnick en Rancho Mirage y Ben Blanchard en Pekín; Traducido por Leticia Núñez en la Redacción de Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below