Redadas para deportaciones en EEUU se concentran en familias centroamericanas: abogados

viernes 27 de mayo de 2016 18:09 CDT
 

Por Julia Edwards

WASHINGTON, 27 mayo (Reuters) - Funcionarios de inmigración de Estados Unidos han iniciado una nueva serie de redadas para deportar a cientos de madres y niños centroamericanos que han ingresado de manera ilegal al país, según un grupo especializado.

Hasta el viernes, los agentes habían arrestado a unas 40 mujeres y niños de unos 18 grupos familiares centroamericanos en Texas, Carolina del Norte, Dakota del Sur y posiblemente otros estados, dijo Laura Lichter, una jurista especializada en el tema y ex presidenta de la Asociación Estadounidense de Abogados de Inmigración.

Reuters reportó el 12 de mayo que las redadas, previstas para mayo y junio, podrían ser la mayor campaña de deportación de este año contra familias de inmigrantes del Gobierno del presidente Barack Obama, luego de acciones similares en las que 121 personas fueron arrestadas en un período de dos días en enero.

La portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) Jennifer Elzea rehusó confirmar que la nueva serie de redadas haya comenzado, pero defendió las operaciones de deportación del Gobierno.

"Hacemos hincapié en que estas operaciones están limitadas a quienes fueron detenidos en la frontera después del 1 de enero del 2014, han recibido una orden de expulsión de parte de una corte de inmigración y no tienen apelaciones o solicitudes de asilo pendientes", sostuvo Elzea.

Las operaciones de deportación buscan desalentar la inmigración ilegal desde El Salvador, Honduras y Guatemala y detener el cruce de centroamericanos a través de la frontera entre México y Estados Unidos, dijeron funcionarios locales.

Lichter sostuvo que el ICE no está siguiendo su propia política en las redadas. "Es lo mismo que vimos en enero. Esta gente merece el asilo, pero no tuvo una oportunidad adecuada para que se atendieran sus casos", sostuvo.

El 13 de mayo, la Casa Blanca defendió su política de deportación después de que los aspirantes a la nominación presidencial del Partido Demócrata Hillary Clinton y Bernie Sanders se quejaran de que las medidas enfocadas en indocumentados de Centroamérica son inhumanas. (Reporte de Julia Edwards; Editado en Español por Ricardo Figueroa)