Casa Blanca defiende deportaciones tras quejas dentro de Partido Demócrata

viernes 13 de mayo de 2016 17:51 CDT
 

Por Roberta Rampton

WASHINGTON, 13 mayo (Reuters) - La Casa Blanca defendió el viernes su política de deportación después de que los aspirantes a la nominación presidencial y los líderes en el Congreso del Partido Demócrata se quejaron de que las medidas enfocadas contra inmigrantes indocumentados de Centroamérica son inhumanas.

Reuters informó el jueves que funcionarios de inmigración de Estados Unidos planean ejecutar una serie de redadas durante mayo y junio para deportar a cientos de madres y niños centroamericanos que hayan ingresado al país de manera ilegal.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest reconoció que las operaciones de deportación son coherentes con la política del presidente Barack Obama de concentrarse en deportar del país a criminales e inmigrantes recién llegados que hayan cruzado la frontera de manera ilegal después del 1 de enero del 2014.

"Nadie será expulsado si tiene una solicitud de asilo o apelación pendiente o en curso, o algún otro tipo de pedido de índole humanitario", dijo Earnest a periodistas en una conferencia. "Si esto sirve para desalentar a la gente a la hora de evaluar si hace el viaje, eso será algo bueno", sostuvo.

En el 2014, una ola de niños que huían de la violencia en Honduras, El Salvador y Guatemala cruzó la frontera de Estados Unidos, avivando el debate sobre cómo lidiar con los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país.

El jueves, la precandidata demócrata Hillary Clinton reiteró sus preocupaciones por los nuevos planes. "Estoy en contra de las grandes redadas que separan a las familias y siembran el miedo en las comunidades", dijo Clinton.

Su rival en las primarias demócratas, el senador Bernie Sanders, dijo que se oponía a la "dolorosa e inhumana actividad de encerrar y deportar familias" que intentan escapar de la violencia en otros países.

El jefe de la bancada demócrata en el Senado, Harry Reid, pidió a Obama que reconsidere los planes y se focalice en hacer frente a la inestabilidad en América Central.

El representante demócrata Luis Gutierrez, quien ha criticado las políticas de deportación del Gobierno, pidió que "dejen de referirse a ellos como inmigrantes ilegales. Son solicitantes de asilo". (Reporte adicional de Doina Chiacu y Richard Cowan; editado en español por Ricardo Figueroa)