ONU evalúa guerra contra narcotráfico ante llamados a despenalizar consumo de drogas

martes 19 de abril de 2016 12:43 CDT
 

Por Louis Charbonneau

NACIONES UNIDAS, 19 abr (Reuters) - La Asamblea General de Naciones Unidas se reunía el martes para repensar la estrategia global contra el narcotráfico por primera vez en dos décadas, en momentos en que activistas, funcionarios y líderes mundiales hacen hincapié en la tendencia internacional hacia leyes más benévolas sobre el consumo de drogas.

Pese al amplio consenso sobre la necesidad de un acuerdo respecto del problema mundial de la droga, existen profundas divisiones entre los 193 estados que conforman la ONU, dado que algunos se inclinan por cambios ligados a la despenalización del consumo y un mayor foco en la reducción del daño causado tanto por el abuso de narcóticos como la guerra contra las drogas.

Varios líderes latinoamericanos consideran que las décadas de lucha violenta contra las drogas han fracasado, generando miles de muertes y destrozando otras miles de vidas en todo el mundo. Y creen que hay una tendencia irreversible hacia la legalización de las "drogas livianas", como la marihuana, y que es tiempo de que las agencias de la ONU respalden esa línea.

Pero algunos países, como Rusia, siguen reticentes a la legalización y desaprueban las medidas de potencias como Estados Unidos, que buscan regular el acceso a la marihuana.

Por eso, esta semana no se esperan decisiones clave. Sin embargo, activistas y delegaciones europeas y latinoamericanas apuntan a que la sesión especial en la ONU evalúe una estrategia más liberal que ponga los derechos humanos y la salud pública -y no la represión- en el centro de la escena.

"La evidencia muestra que los enfoques prohibitivos no funcionaron: de 1998 al 2008 la cantidad de personas que consumen drogas ilícitas no cambió significativamente y tampoco lo hizo el área usada para el cultivo de opio", escribió el funcionario de la ONU Magdy Martinez-Soliman en el diario The Guardian.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien también escribió en el periódico The Guardian, señaló que "ha llegado el momento de que el mundo cambie a un enfoque diferente en su política contra las drogas".

"No se trata de un pedido por la legalización de las drogas (...) Es un pedido por el reconocimiento de que entre la guerra total y la legalización existe un amplio rango de opciones que vale la pena explorar", agregó Santos.

Se espera que la Asamblea General adopte el martes una declaración algo decepcionante para los activistas que respaldan una mayor liberalización de las leyes sobre drogas, ya que la consideran focalizada en la estrategia tradicional de recortar la oferta y no en reducir el daño causado por los narcóticos y en proteger los derechos humanos. (Editado en español por Ana Laura Mitidieri)