ENTREVISTA-Refinadores EEUU quieren más azúcar estándar de México y revisar acuerdos suspensión: cámara

miércoles 6 de abril de 2016 20:35 CDT
 

Por Adriana Barrera

CIUDAD DE MÉXICO, 6 abr (Reuters) - Refinadores de caña estadounidenses quieren que sean revisados los acuerdos de suspensión que México y Estados Unidos firmaron hace más de un año para que se les envíe más azúcar estándar mexicana a sus plantas, dijo el miércoles el líder de los empresarios locales del sector.

Juan Cortina, presidente de la cámara azucarera, dijo que los azucareros locales podrían despachar entre 300,000 y 500,000 toneladas extras a Estados Unidos, pero sin tener que modificar los acuerdos de suspensión suscritos por ambos países en diciembre del 2014 en los que se establecieron cuotas y reglas de calidad.

Cortina dijo que se reunió la semana pasada en Washington -junto con el subsecretario de negociaciones comerciales mexicano, Francisco de Rosenzweig-, con el subsecretario de Agricultura de EEUU, Michael Scuse, a quien le aseguraron que México cumple con los acuerdos, ante las quejas de refinadores estadounidenses de que no estaban recibiendo suficiente azúcar estándar.

También le hablaron de la capacidad de los azucareros mexicanos para enviar más edulcorante, pero que no estaban dispuestos a modificar los términos de los acuerdos.

"Hasta ahora han dicho que no están recibiendo suficiente azúcar cruda de los ingenios mexicanos, lo cual es falso, y revisamos todas las estadísticas", dijo Cortina.

"México está cumpliendo cabalmente con todos los puntos del acuerdo (...) Mientras cumplamos nosotros cabalmente con los acuerdos de suspensión ya suscritos y firmados, que se renegociaron tres veces y que ya quedaron tenemos que insistir muy fuertemente que se cumplan", subrayó.

No fue posible de inmediato contactar a un portavoz de la American Sugar Alliance de Estados Unidos para comentar sobre la eventual modificación de los acuerdos, que fueron alcanzados tras meses de una disputa bilateral que amenazó con convertirse en una guerra comercial, pero que finalmente limitó el acceso del edulcorante mexicano al mercado de Estados Unidos.

"Al final de cuentas lo que quiere la industria refinadora americana es volver a México un proveedor de materia prima para sus refinerías", dijo Cortina en entrevista con Reuters.

"Eso desde un principio es precisamente lo que más hemos peleado y hemos dejado muy claro que eso no va a suceder. Especialmente cuando la fructosa (estadounidense) sigue entrando a México sin ningún tipo de impedimento", añadió.

Los acuerdos fijaron topes tanto al azúcar mexicana estándar como para la refinada a Estados Unidos y fijaron también reglas de precio, terminando con la libre entrada del edulcorante mexicano pactada en el Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN), vigente desde 1994 entre ambos países y Canadá. (Con reporte adicional de Chris Prentice en Estados Unidos y Ana Isabel Martínez en Ciudad de México.)