Cuba envía estadounidenses a hoteles en la playa durante visita de Obama

jueves 3 de marzo de 2016 13:56 CST
 

Por Marc Frank

LA HABANA, 3 mar (Reuters) - Los estadounidenses que viajen a Cuba a fines de este mes serán trasladados desde hoteles en La Habana hacia las playas para disponer de más alojamientos en la capital durante la visita del presidente Barack Obama, una medida que viola la ley de Estados Unidos que les prohíbe hacer turismo libre.

La restricción que no se aplicará durante el histórico viaje que hará Obama el 21 y 22 de marzo junto a una delegación de cientos de personas, es parte del embargo económico que Washington ha aplicado al Gobierno comunista de la isla durante los más de 50 años de enemistad.

Los principales hoteles de La Habana están dejando las habitaciones tomadas para la delegación que acompañará a Obama, según el jefe de una compañía estadounidense de viajes que pidió no ser identificado por temor a que su declaración pueda afectar futuros negocios.

"Acabo de recibir el aviso de que los hoteles Capri, Panorama, Nacional, la mitad del Parque Central y potencialmente otros hoteles planean enviar a todos sus huéspedes a Varadero desde el 19 al 23 de marzo", escribió en un correo electrónico.

Cuba está experimentando un auge turístico y marzo es tradicionalmente el mes más activo del año, lo que significa que la visita del mandatario estadounidense ha colocado presión adicional sobre los hoteles que han reservado su capacidad para gran parte de la temporada alta.

El balneario de Varadero, a unos 140 kilómetros al este de La Habana, es el destino turístico más solicitado en el país, con sus playas de arenas blancas y el agua color turquesa a poca distancia de los hoteles.

"El Gobierno cubano está despejando hoteles en La Habana y enviando a grupos de estadounidenses a la playa de Varadero para un fin de semana largo", dijo Collin Laverty, presidente de una agencia de viajes de Estados Unidos especializada en paquetes relacionados con la educación, autorizados por Washington.

"El turismo será difícil de evitar por unos días ya que los visitantes estadounidenses estarán rodeados de arena blanca, aguas azules y todo lo que puedan consumir en bares y buffets. Vamos a tratar de que no pase", agregó.   Continuación...