1 de marzo de 2016 / 15:55 / hace un año

Ahora o nunca: "Muro" de Trump desata fiebre migratoria en frontera México-EEUU

7 MIN. DE LECTURA

Por Gabriel Stargardter

CIUDAD JUÁREZ/WASHINGTON, 1 mar (Reuters) - Durante años, la pobreza y la violencia de pandillas han llevado a mexicanos y a centroamericanos a Estados Unidos, pero recientemente han encontrado un nuevo motivo: el discurso anti inmigración del aspirante presidencial republicano Donald Trump.

Desde los barrios marginados de Centroamérica a comunidades de inmigrantes en ciudades estadounidenses, el ascenso de Trump al frente de los republicanos no ha pasado desapercibido y está en parte detrás de un aumento en el número de emigrantes que buscan entrar al país, incluyendo niños que viajan sin tutores.

Testimonios de inmigrantes, coyotes y funcionarios muestran que más emigrantes están ahora tratando de cruzar, en lugar de enfrentarse más tarde a una vigilancia más estricta o a nuevas políticas para frenar la inmigración ilegal si Trump u otro republicano gana las elecciones presidenciales de Estados Unidos el 8 de noviembre.

"Si gana Trump, pues ya todos nos fregamos, y se fregaron todos los latinos", dijo Isaías Franco, un salvadoreño de 46 años, que fue deportado de Estados Unidos a finales del año pasado y ahora está tratando de volver, en un refugio para emigrantes en la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, frente a El Paso, Texas.

Datos de la Aduana y de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos mostraron que 150,304 inmigrantes fueron detenidos entre octubre y febrero tratando de cruzar la frontera, un aumento del 24 por ciento frente al mismo lapso del año previo.

Los datos comparables para niños emigrantes "no acompañados" -aquellos que viajan solos- todavía no están disponibles, pero entre octubre y enero 20,455 menores fueron aprehendidos al suroeste de la frontera, un aumento de más del 100 por ciento contra el mismo lapso del año previo.

Las cifras normalmente aumentan a medida que se acerca el verano boreal.

Al igual que otros emigrantes, Franco está consciente de la carrera presidencial estadounidense y de las intenciones de Trump, en las que también coincide el candidato republicano Ted Cruz, de deportar a todos los inmigrantes ilegales en Estados Unidos, estimado en más de 11 millones.

"Se ve en las noticias (...) sí hay temor en el pueblo latino", dijo Franco, añadiendo que una victoria republicana sería el fin de las reformas propuestas para dar a muchos inmigrantes una mayor seguridad jurídica.

Blanca Rivera, encargada del albergue en Ciudad Juárez, dijo que ha notado un reciente aumento en el número de emigrantes y también culpó a la retórica inflamatoria. Ellos piensan "que hay que aprovechar lo más que se pueda", dijo.

Ahora O Nunca

Trump ha conseguido una fuerte ventaja en la carrera por la nominación republicana, en parte, mediante la adopción de una postura firme sobre la inmigración. El magnate asegura que México está "matando" a Estados Unidos con mano de obra barata y que ha enviado "criminales" y "violadores" al otro lado de su frontera.

Trump también ha prometido construir un enorme muro en la frontera y propuso una prohibición temporal a los musulmanes para entrar al país.

Aunque Trump ha sido el candidato más franco, sus principales rivales también aseguran que el Gobierno debe detener el flujo de inmigrantes ilegales en el país, principalmente de México, El Salvador, Guatemala y Honduras.

Trump, Cruz y el senador de Florida, Marco Rubio, todos aseguran que van a revertir las instrucciones del presidente Barack Obama que tratan de proteger a algunos inmigrantes ilegales de la deportación.

En 2014, decenas de miles de niños inmigrantes que viajan sin miembros de la familia abarrotaron la frontera sur de Estados Unidos, lo que provocó una crisis política. El flujo entonces cayó durante la mayor parte de 2015, pero ha vuelto a resurgir en los últimos meses.

Brenda Barrios, una guatemalteca de 30 años que vive en Silver Spring, Maryland, cruzó ilegalmente a Estados Unidos en 2003 con sus padres y dos hermanas.

Sus padres fueron deportados más adelante a Guatemala, y creen que es demasiado peligroso volver, pero Brenda está animándolos a regresar antes de que termine el año, en caso de que Trump resulte ganador.

Trump "es una de las razones de por qué la gente está cruzando la frontera. Ellos creen que parece un dictador", dijo. "Es muy peligroso para ellos cruzar, pero será peor si Trump es presidente (...) la vida será muy difícil para nosotros. El no nos quiere aquí", agregó.

Aún así, Barrios y otros inmigrantes entrevistados aseguraron que Estados Unidos, incluso bajo una administración que intenta frenar la inmigración ilegal, todavía sería mejor que la pobreza y la violencia de sus países de origen.

Desde 2014, la tasa de homicidios en El Salvador ha aumentado de forma espectacular en medio de una escalada de la violencia de las bandas y una sequía regional ha obligado a miles de personas, en particular de Guatemala, a viajar hacia el norte.

Pero también hay indicios de que los traficantes de personas, o "coyotes", se están aprovechando de la retórica anti-inmigrante para vender la idea de que ahora es el mejor momento para ir.

Victoria Córdova y su hija de 11 años Génesis fueron deportadas a Honduras en 2014, después de caminar a través de México y de ser detenidas tratando de cruzar hacia Texas.

Córdova aseguró que los coyotes hondureños -que cobran alrededor de 7,000 dólares por persona- han dicho a la gente que ahora es el mejor momento para partir.

"Muchas mujeres aquí, no sé si ya se fueron, estaban hablando de eso, y unas me preguntaron si yo me iba a ir", dijo.

"Eso es lo que escuché. Así como fue el rumor esa vez que me fui yo, así estaba la gente diciendo, que en junio de este año iban a volver a dar unos permisos para entrar", agregó.

Ruben García, el director del albergue para emigrantes Casa Anunciación en El Paso, Texas, dijo que el próximo presidente de Estados Unidos, sea quien sea, se enfrentará al mismo desafío de los flujos migratorios.

"Las cosas en Centroamérica son terribles", dijo. "La gente va a seguir huyendo porque es muy difícil para la gente sobrevivir en este momento", agregó. (Editado en español por Marion Giraldo y Luis Rojas)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below