Ahora o nunca: "Muro" de Trump desata fiebre migratoria en frontera México-EEUU

martes 1 de marzo de 2016 09:50 CST
 

Por Gabriel Stargardter

CIUDAD JUÁREZ/WASHINGTON, 1 mar (Reuters) - Durante años, la pobreza y la violencia de pandillas han llevado a mexicanos y a centroamericanos a Estados Unidos, pero recientemente han encontrado un nuevo motivo: el discurso anti inmigración del aspirante presidencial republicano Donald Trump.

Desde los barrios marginados de Centroamérica a comunidades de inmigrantes en ciudades estadounidenses, el ascenso de Trump al frente de los republicanos no ha pasado desapercibido y está en parte detrás de un aumento en el número de emigrantes que buscan entrar al país, incluyendo niños que viajan sin tutores.

Testimonios de inmigrantes, coyotes y funcionarios muestran que más emigrantes están ahora tratando de cruzar, en lugar de enfrentarse más tarde a una vigilancia más estricta o a nuevas políticas para frenar la inmigración ilegal si Trump u otro republicano gana las elecciones presidenciales de Estados Unidos el 8 de noviembre.

"Si gana Trump, pues ya todos nos fregamos, y se fregaron todos los latinos", dijo Isaías Franco, un salvadoreño de 46 años, que fue deportado de Estados Unidos a finales del año pasado y ahora está tratando de volver, en un refugio para emigrantes en la fronteriza Ciudad Juárez, en el norte de México, frente a El Paso, Texas.

Datos de la Aduana y de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos mostraron que 150,304 inmigrantes fueron detenidos entre octubre y febrero tratando de cruzar la frontera, un aumento del 24 por ciento frente al mismo lapso del año previo.

Los datos comparables para niños emigrantes "no acompañados" -aquellos que viajan solos- todavía no están disponibles, pero entre octubre y enero 20,455 menores fueron aprehendidos al suroeste de la frontera, un aumento de más del 100 por ciento contra el mismo lapso del año previo.

Las cifras normalmente aumentan a medida que se acerca el verano boreal.

Al igual que otros emigrantes, Franco está consciente de la carrera presidencial estadounidense y de las intenciones de Trump, en las que también coincide el candidato republicano Ted Cruz, de deportar a todos los inmigrantes ilegales en Estados Unidos, estimado en más de 11 millones.   Continuación...