16 de febrero de 2016 / 10:15 / hace 2 años

RPT-ACTUALIZA 4-Papa enaltece a indígenas de México, los llama a resistir opresión y maltrato

(Repite nota transmitida la noche anterior. Texto sin cambios)

Por Adriana Barrera y Philip Pullella

TUXTLA GUTIÉRREZ, México, 15 feb (Reuters) - El Papa Francisco convocó el lunes a los indígenas de Chiapas, el estado más pobre de México, a rechazar la opresión y los elogió por su armónica relación con la Tierra, que aseguró sufre una de las mayores crisis ambientales de la historia.

En el tercer día de su visita a uno de los países más católicos del mundo, Francisco ofició misa para las comunidades indígenas en San Cristóbal de la Casas, una colorida ciudad colonial en el montañoso sur del país que fue tomada cuando los rebeldes zapatistas se levantaron en armas en 1994 en reclamo de mejores condiciones de vida.

Haciendo referencias a la Biblia y al libro indígena Popol Vuh, Francisco dijo que "hay un anhelo de vivir en libertad, hay un anhelo que tiene sabor a tierra prometida donde la opresión, el maltrato y la degradación no sean la moneda corriente".

"De muchas maneras y de muchas formas se ha querido silenciar y callar ese anhelo, de muchas maneras han intentado anestesiarnos el alma, de muchas formas han pretendido aletargar y adormecer la vida de nuestros niños y jóvenes con la insinuación de que nada puede cambiar o de que son sueños imposibles", dijo el Papa en la homilía ante 100,000 fieles.

Muchos habían llegado desde distintas regiones del estado, donde parte de la población no habla español. Por eso la misa se celebró por momentos en lenguas indígenas y con traductores.

"La comunidad indígena ha sido siempre marginada, olvidada, arrinconada en todos los aspectos: económicos, políticos, sociales, inclusive en lo religioso", dijo Magdalena López Hernández, una profesora de origen indígena que aseguró que las comunidades aborígenes tienen pocas oportunidades.

"Él (Francisco) quisiera que los indígenas fueran tomados en cuenta en todos los aspectos, con el gobierno, con la sociedad en su conjunto", agregó.

Más tarde, el Papa almorzó con ocho líderes comunitarios indígenas religiosos, y visitó la tumba de Samuel Ruiz, obispo en Chiapas durante 40 años hasta 2011 y quien fue mediador entre los rebeldes zapatistas y el Gobierno.

Después se trasladó a un estadio en Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado, donde dirigió un mensaje a las familias ante más de 100,000 personas.

LA TIERRA SUFRE DOLORES DE PARTO

El Papa se refirió también a la grave devastación ambiental que vive el planeta que "gime y sufre dolores de parto". "Ya no podemos hacernos los sordos frente a una de las mayores crisis ambientales de la historia", dijo en la misa.

"En esto ustedes (los pueblos indígenas) tienen mucho que enseñarnos, que enseñar a la humanidad. Sus pueblos, como han reconocido los obispos de América Latina, saben relacionarse armónicamente con la naturaleza", elogió.

El Papa llegó a Chiapas en momentos en que la Iglesia Católica ha perdido más adeptos que en otros lugares de México: en dos décadas hasta el 2010 el porcentaje de la población que se reconoce como católica bajó diez puntos a un 58 por ciento, muy por debajo de la media nacional de 83 por ciento.

Según especialistas, esto se debió en parte a que la Iglesia Católica no permitía las eucaristías en lenguas nativas, algo que fue autorizado por el Papa a partir de este viaje a México.

En los últimos años, las crecientes corrientes como bautistas, pentecostales y evangélicos ganaron terreno para convertir al estado en uno de los que ostenta mayor diversidad religiosa, en parte también porque muchos dejaron de ver a la Iglesia Católica como la más cercana al pueblo.

Durante su visita a México, el Papa ha tocado temas álgidos tales como la aguda desigualdad que impera, la corrupción y la violencia, aunque no ha hablado de los casos de pederastia que han escandalizado a la feligresía en los últimos años.

Su discurso en Tuxtla se centró en la necesidad de fortalecer a la familia frente a las adversidades, en un estado donde tres cuartas partes de la población son pobres.

"La precariedad no sólo amenaza el estómago (y eso ya es decir mucho) sino que puede amenazar el alma, nos puede desmotivar, sacar fuerza y tentar con caminos o alternativas de aparente solución pero que al final no solucionan nada", dijo. (Reporte adicional de Tomás Sarmiento y Phillip Pullela. Escrito por Anahí Rama y Ana Isabel Martínez. Editado por Pablo Garibian)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below