Obama enfrenta obstáculos en plan de inmigración, incluso si recibe apoyo de Corte Suprema

miércoles 20 de enero de 2016 07:48 CST
 

Por Lawrence Hurley

WASHINGTON, 20 ene (Reuters) - Si la Corte Suprema de Estados Unidos apoya una iniciativa de inmigración del presidente Barack Obama que protege a más de 4 millones de inmigrantes ilegales de la deportación, su Gobierno podría enfrentar una oleada de solicitudes y poco tiempo para procesarlas antes de que deje el cargo en enero de 2017.

Obama anunció la acción en noviembre de 2014, pero nunca entró en vigencia debido a que un juez federal de Texas la suspendió en febrero de 2015.

El plan está diseñado para ayudar a los inmigrantes ilegales que cuyos hijos son ciudadanos estadounidenses o a los residentes permanentes legales. Esto los protegería de la deportación y les otorgaría permisos de trabajo.

La Corte Suprema dijo el martes que decidirá si Obama actuó o no acorde a la ley al crear el programa mediante un decreto, evitando las disputas en el Congreso.

Si Obama recibe el apoyo de la corte a fines de junio, su Gobierno sólo tendrá siete meses para implementar el programa.

La victoria de Obama podría ser de corta duración porque el próximo presidente, que será elegido en noviembre, tendría la última palabra sobre si mantener o no el programa.

Los demócratas, entre ellos la favorita demócrata Hillary Clinton, han apoyado el plan de Obama, pero los aspirantes republicanos, incluyendo al empresario Donald Trump y al senador de Texas Ted Cruz, lo han criticado.

Un programa de inmigración previo que brindaba un alivio similar a los hijos de inmigrantes ilegales que crecieron en Estados Unidos mostró que ese tipo de políticas toman tiempo en ser implementadas. (Reporte adicional de Richard Cowan y Julia Edwards. Editado en español por Lucila Sigal)