Ante amenaza de petróleo a menos de 20 dólares, algunos vendedores ya sufren precios aún más bajos

lunes 18 de enero de 2016 11:00 CST
 

Por Jacob Gronholt-Pedersen

SINGAPUR, 18 ene (Reuters) - El fin de las sanciones internacionales contra Irán desplomó los precios del crudo a mínimos de 12 años y puso en el horizonte un barril a menos de 20 dólares, pero para algunos productores ese deteriorado nivel ya es una penosa realidad.

Este grupo desafortunado vende parte de las cargas de petróleo físico a precios cercanos a los 10 dólares el barril, debido a una abundancia del crudo de menor calidad que producen y a una base de consumo que favorece al petróleo liviano de mayor nivel proveniente de otros mercados.

Los productores de petróleo en México, Venezuela, Canadá e Irak esperan aún más problemas en el futuro cercano mientras Irán -ahora libre de sanciones- se prepara para inundar el mercado de exportación con suministros de crudo pesado.

Algunas cargas de petróleo pesado mexicano están operando a menos de 13 dólares por barril, y el ritmo bajista en los barriles de crudo más difícil de refinar parece intensificarse.

Esto podría actuar como una presión adicional en los futuros referenciales del Brent y el petróleo estadounidense o WTI, que se han desplomado alrededor de un 20 por ciento desde comienzo del año, a precios por debajo de los 29 dólares por barril.

"La drástica caída en los precios está causando estragos en el crudo pesado, que suele venderse con grandes descuentos respecto del petróleo de referencia", dijeron analistas de JBC Energy.

En la localidad canadiense de Hardisty, en Alberta, los compradores pueden obtener un barril de uno de los tipos de petróleo más pesados de América del Norte, el Western Canadian Select, a menos de 15 dólares, mientras que los productores necesitan un precio superior a 43 dólares para tener ganancias.

Y mientras algunos países que dependen fuertemente de la producción de crudo -como Venezuela y Rusia- sufren un duro impacto en sus economías, muchas refinerías están sacando ventaja de esa situación.

Algunos importadores asiáticos de petróleo están absorbiendo volúmenes récord de crudo mexicano, sobre todo, dado que los precios en ese país han tocado mínimos sin precedentes.

(Reporte adicional de Alexandra Ulmer en Caracas, Nia Williams en Calgary y Dmitry Zhdannikov en Londres; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)