Pueblo natal de narco mexicano "Chapo" Guzmán lamenta su captura

lunes 11 de enero de 2016 11:41 CST
 

Por Michael O'Boyle

BADIRAGUATO, México, 11 ene (Reuters) - México y Estados Unidos están celebrando la recaptura de Joaquín "El Chapo" Guzmán, el capo del narcotráfico más buscado del mundo, pero en los pueblos y ranchos de las remotas montañas del norte mexicano donde nació, se percibe una mezcla de luto y temor.

En la sierra del noroccidental estado de Sinaloa, donde se cultiva amapola y marihuana desde hace décadas, muchos ven a Guzmán como un Robin Hood de nuevo cuño que creó empleos para los pobres y combatió incursiones de pandillas rivales.

Guzmán construyó el más poderoso cartel del narcotráfico en el mundo y escapó dos veces de cárceles mexicanas en los últimos 15 años, convirtiéndose en un modelo para nuevas generaciones de traficantes y sicarios.

"Él es como una leyenda", dijo Jesús Ramos, un albañil de 19 años, sentado en la plaza central de Badiraguato, el pueblo natal de El Chapo. "Esto es tierra de él", añadió.

Además de darle trabajo a los granjeros para que cultivaran drogas en los valles cercanos, se dice que Guzmán también pagó por obras públicas y regaló juguetes a los niños.

"Ayuda más que el Gobierno. Ayudaba (...), ya se cayó", agregó Ramos.

Guzmán fue recapturado el viernes en la noroccidental ciudad de Los Mochis, tras un sangriento tiroteo entre sus hombres y las fuerzas de seguridad, seis meses después de haber escapado de una cárcel de máxima seguridad por un túnel desde su celda.

Su decisión de entrevistarse en secreto con la estrella de cine Sean Penn en medio de la jungla el año pasado ayudó a su captura, pues según fuentes el Gobierno les siguió la pista.   Continuación...