México aclara identidad de detenido al que responsabiliza por violencia en la frontera

sábado 18 de abril de 2015 12:10 CDT
 

MÉXICO DF, 18 abr (Reuters) - Autoridades mexicanas dijeron el sábado que detuvieron a José Tiburcio Hernández Fuentes, al que consideraron uno de los principales causantes de la violencia en la ciudad fronteriza de Reynosa y líder regional del cártel del Golfo, uno de los grupos traficantes de drogas más antiguos del país.

La captura se produjo el viernes por parte de efectivos del Ejército, la Marina y policías federales en medio de tiroteos con unos 60 sicarios de Hernández, quienes trataron de rescatarlo e impedir su traslado a la Ciudad de México.

Debido a la ausencia de información oficial el viernes, circularon distintos nombres de detenidos, incluso el de otra persona de apellido Rodríguez Sánchez, arrestado el año pasado.

Hernández "ha sido actor relevante en el incremento de los homicidios en la entidad", dijo el comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, refiriéndose a la ola de violencia que sacude al norteño estado de Tamaulipas, ubicado frente a Texas.

Hernández fue escalando posiciones en el cártel del Golfo a medida que caían sus principales líderes, presos o abatidos, entre ellos el hermano de uno de los cabecillas históricos que actualmente cumple condena en Estados Unidos, Osiel Cárdenas.

En medio de los tiroteos murieron tres sicarios.

Una fuente del Gobierno estatal de Tamaulipas dijo el viernes a Reuters que también dos civiles ajenos a los hechos habían fallecido en medio del caos, en el que vehículos fueron incendiados y autobuses y tráileres fueron colocados por los hombres de Hernández para impedir su detención.

Tamaulipas ha sido escenario de los peores episodios de la guerra contra los cárteles de las drogas en México. En 2010 y 2011 los Zetas, que surgieron como brazo armado del cártel del Golfo, masacraron en dos episodios a casi 300 inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, en busca de afirmar su poder en el negocio de tráfico de personas.

Después de estos ataques, el Gobierno comenzó una ofensiva contra los Zetas y su ahora rival, el cártel del Golfo, capturando o matando a sus principales líderes, lo que ha llevado a luchas internas en ambos grupos por encabezar estas organizaciones criminales. (Reporte de Anahi Rama. Editado por Marion Giraldo)