Detención de narcotraficante sume en caos a fronteriza Reynosa, norte de México

viernes 17 de abril de 2015 19:06 CDT
 

MÉXICO DF, 17 abr (Reuters) - La captura de un líder del narcotráfico sumió en el caos el viernes a la ciudad mexicana de Reynosa, sobre la frontera con Estados Unidos, donde todo el día hubo tiroteos, automóviles incendiados y bloqueos de calles y carreteras, informaron autoridades y habitantes de la ciudad en redes sociales.

Este es uno de los principales puntos fronterizos para el comercio entre ambos países, ubicado frente a McAllen, Texas, y también escenario de batallas entre narcotraficantes del cártel del Golfo y los Zetas.

Una fuente del Gobierno mexicano, que prefirió el anonimato, dijo a Reuters que se trata de un supuesto narcotraficante apodado "el Gafe", del cártel del Golfo, pero no estaba claro cuál era su nombre dado que el año pasado otro con el mismo apodo fue capturado en julio.

El sitio de Facebook "Valor por Tamaulipas", que nuclea a ciudadanos de la región que reportan lo que sucede en Reynosa y otras ciudades, subieron fotos y videos con automóviles incendiados y rodeados por columnas de humo.

Algunos usuarios dijeron que hubo tiroteos frente a la delegación local de la fiscalía federal y que había efectivos de la policía federal "recogiendo cuerpos" en una avenida.

Ninguna autoridad, ni federal ni local, ha salido a explicar lo sucedido en Reynosa, la principal ciudad del estado.

El senador Francisco García, del opositor Partido Acción Nacional (PAN) y ex alcalde de Reynosa, dijo que la situación de violencia no ha mejorado en el estado de Tamaulipas, donde se ubica la ciudad, a pesar de los discursos del Gobierno de Enrique Peña Nieto, que mantiene cientos de militares y policías federales en la zona.

"No solamente no ha mejorado, ha empeorado la situación", señaló.

Tamaulipas ha sido escenario de los peores episodios de la guerra contra los cárteles de las drogas. En 2010 y 2011, los Zetas masacraron en dos episodios a casi 300 inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, en busca de afirmar su poder en el negocio de tráfico de personas.

Después de estos ataques, el Gobierno comenzó una ofensiva contra los Zetas y su rival, el cártel del Golfo, capturando o matando a sus principales líderes, lo que ha llevado a luchas internas en ambos grupos por encabezar estas organizaciones criminales. (Reportes de Anahí Rama y Dave Graham, editado por Manuel Farías)