ACTUALIZA 1-Grupo de ex presidentes exige a Venezuela liberar "presos políticos" y elecciones "libres"

jueves 9 de abril de 2015 18:46 CDT
 

(Actualiza con citas de canciller venezolana)

Por Elida Moreno

CIUDAD DE PANAMÁ, 9 abr (Reuters) - Un grupo de ex presidentes exigió el jueves al Gobierno de Venezuela la liberación de los "presos políticos" y que permita la celebración de elecciones legislativas "libres" en el país sudamericano golpeado por una crisis económica y política.

La declaración, firmada por 25 ex gobernantes como el costarricense Óscar Arias, premio Nobel de la Paz; el mexicano Felipe Calderón; el colombiano Andrés Pastrana y el español José María Aznar, fue presentada en la víspera del inicio de la Cumbre de las Américas del viernes y sábado en Panamá.

"Estamos exigiendo la pronta liberación de los opositores (...), un cambio en las políticas de Estado, respeto a los Derechos Humanos y que voten libremente los venezolanos", dijo Pastrana. Agregó que la iniciativa se da por el "alarmante" deterioro de la democracia y el avance de la corrupción en Venezuela.

El documento hace referencia a la situación del alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, y del dirigente opositor Leopoldo López, quienes están presos y acusados de estar detrás de un complot para derrocar al presidente Nicolás Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez.

"Esta es una gran oportunidad porque este grupo de ex presidentes de diferentes ideologías se ha unido (...) porque entienden que los venezolanos necesitamos ayuda internacional", dijo Mitzy Capriles, esposa de Ledezma, quien asistió al acto junto con Lilian Tintori, cónyuge de López.

Ledezma fue acusado esta semana por la Fiscalía por el delito de conspiración y deberá enfrentar el juicio en prisión tras ser arrestado en febrero. López lleva más de un año en la misma cárcel militar de Ramo Verde, a la que enviaron a Ledezma.

La cumbre, marcada por el incipiente acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, también será escenario de la creciente tensión entre Washington y Caracas, después de que la Casa Blanca declarara a Venezuela un peligro para su seguridad nacional para poder aplicar sanciones por corrupción y violaciones de derechos humanos.   Continuación...