RESUMEN 3-Estudian grabación de audio de cabina de avión accidentado de Germanwings

miércoles 25 de marzo de 2015 19:31 CST
 

* Airbus se estrelló en zona remota llena de quebradas
    * Piloto no pudo reingresar a cabina: diario
    * Ataque terrorista no se ve probable
    * Líderes de Francia, Alemania, España llegan a zona de
accidente

    Por Jean-Francoise Rosnoblet y Tim Hepher
    SEYNE-LES-ALPES, Francia, 25 mar (Reuters) - Los
investigadores extrajeron las grabaciones de voz de la cabina de
una de las cajas negras del Airbus alemán que se estrelló en los
Alpes y esperan tener una transcripción del contenido en los
próximos días, dijo el miércoles un funcionario. 
    El diario New York Times publicó que las evidencias
derivadas de las grabaciones mostraron que uno de los pilotos
abandonó la cabina y no pudo volver a ingresar a ella antes de
que la aeronave se precipitara a tierra.
    "El hombre afuera está golpeando suavemente la puerta y no
hay respuesta", dijo un investigador no identificado al Times.
"Luego golpea la puerta con más fuerza y no hay respuesta. Nunca
hay respuesta", agregó, citando evidencia de una grabadora de
voz.
    "Puedes escuchar que intenta derribar la puerta", agregó el
investigador.
    La recuperación de la grabación se produjo poco después de
que el presidente de Francia, François Hollande, la canciller
alemana Angela Merkel y el jefe de Gobierno español Mariano
Rajoy viajaron al lugar del accidente, una remota región de los
Alpes franceses, para rendirle tributo a las 150 víctimas. 
    Las víctimas eran en su mayoría de origen alemán y español.
    Pero, mientras Hollande prometió que las autoridades no
descansarán hasta que se conozcan las causas de la tragedia, la
oficina de investigación de incidentes aéreos de Francia dijo
que era demasiado pronto para sacar conclusiones de por qué el
avión, operado por la aerolínea de bajo costo Germanwings, de
Lufthansa, se precipitó a tierra.
    "Hemos podido extraer un archivo con datos de sonido
utilizables", dijo Remi Jouty, director del organismo
investigador de accidentes aéreos BEA, en una rueda de prensa en
París.
    "No hemos podido aún estudiar y establecer el momento exacto
para todos los sonidos y palabras que se escuchan en este
archivo", destacó.
    El funcionario añadió que esperan tener más análisis
iniciales en "cuestión de días", pero que la lectura rápida
podría estar sujeta a errores y que se necesita más trabajo para
una interpretación completa.
    Si bien dijo que se escucharon "palabras" en la grabación,
Jouty no confirmó si eso significaba que los pilotos del Airbus
A320 estaban conscientes y no dio otros detalles de las cajas
negras.
    El New York Times citó a un funcionario militar de alto
rango involucrado en la investigación diciendo que el audio de
la cabina contenía una conversación "muy suave, muy serena"
entre los pilotos en la primera parte del vuelo. El audio indica
entonces que uno de los pilotos abandonó la cabina.
    "Todavía no sabemos la razón por la cuál uno de los
muchachos salió", añadió el funcionario. "Pero lo que es seguro
es que al final del vuelo, el otro piloto está solo y no abre la
puerta", concluyó.
    El Ministro del Interior Bernard Cazeneuve dijo
anteriormente que un ataque terrorista no era la hipótesis
principal en la que se trabajaba. Sin embargo, Jouty afirmó que
no podía excluirse ninguna teoría en este momento.
    
    "INCOMPRENSIBLE"
    Si bien enfatizó que era demasiado pronto para tener una
idea clara, descartó una explosión en el aire y dijo que el
escenario del accidente no parecía estar relacionado con una
despresurización.
    Jouty explicó que aún no se halló la segunda caja negra,
pero no podía confirmar las declaraciones de Hollande de que se
había encontrado la cubierta.
    Entre los nuevos detalles, Jouty dijo que el avión había
volado en línea recta directamente hacia la montaña, pero no
aclaró si eso sugería que lo volaba el piloto o el piloto
automático.
    Germanwings dijo que 72 alemanes murieron en el accidente
del martes, el primer gran desastre aéreo de pasajeros en suelo
francés desde el accidente del Concorde a las afueras de París
en el 2000. El Gobierno español dijo el miércoles 51 personas de
ese origen fallecieron en la tragedia.
    Además de alemanes y españoles, otras víctimas incluyen tres
estadounidenses, un marroquí, dos mexicanos, una chilena, dos
periodistas iraníes y ciudadanos de Gran Bretaña, Argentina,
Australia, Bélgica, Colombia, Dinamarca, Israel, Japón y
Holanda, dijeron las autoridades. Las pruebas de ADN para
identificarlos podrían llevar semanas, dijo el Gobierno francés.
    El presidente ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr,
describió el accidente como incomprensible y dijo que la
aerolínea nunca había perdido un avión durante la etapa de
velocidad crucero de un vuelo.
    "Estas son las horas más sombrías en los 60 años de historia
de nuestro grupo Lufthansa. Estamos aún en estado de shock",
afirmó.
    Hollande, Rajoy y una visiblemente emocionada Merkel
agradecieron a los equipos de búsqueda y se reunieron con
residentes de la localidad de Seyne-les-Alpes, donde se
estableció la operación de búsqueda.
    "Querida Angela, querido Mariano, estoy seguro de que vamos
a averiguar todo y vamos a esclarecer plenamente las
circunstancias de esta catástrofe", dijo Hollande en una rueda
de prensa conjunta. 
    "Francia está con ustedes", agregó, visiblemente emocionado.
 
        
    DESTRUCCIÓN
    Una ceremonia de homenaje se llevó a cabo en un sitio con
vista a la montaña contra la que chocó el avión. 
    Lufthansa dijo que el avión, que tenía 24 años de uso, había
sido reparado el lunes en la escotilla a través de la cual sale
la rueda de la nariz para el aterrizaje. Una portavoz dijo que
no se trató de un tema de seguridad, sino que las reparaciones
se hicieron para reducir el ruido.
    Policías y equipos forenses a pie y en helicópteros
registraban el lugar, ubicado aproximadamente a 100 kilómetros
al norte de Niza, en que el avión cayó en un empinado descenso
durante ocho minutos en su camino de Barcelona a Düsseldorf. 
    "Cuando vamos a un lugar donde sucedieron accidentes
esperamos encontrar parte del fuselaje. Pero aquí no vemos nada
en absoluto", dijo el piloto Xavier Roy, quien coordina las
operaciones aéreas.
    Roy dijo que los equipos de investigadores estaban
trabajando a una altura de unos 2.000 metros sobre el nivel del
mar y que se necesitaría al menos una semana para recuperar
todos los restos de las víctimas.
    Germanwings dijo que canceló un vuelo el miércoles y que
estaba usando 11 aviones de otras compañías para realizar 40
vuelos, después de que algunos de sus miembros de tripulación se
negaran a volar.
    Entre las víctimas había 16 adolescentes y dos profesores de
la escuela secundaria Joseph-Koenig-Gymnasium, de la localidad
de Haltern am See, en el noroeste de Alemania. Los estudiantes
estaban en camino a casa tras un intercambio escolar en España.
    El Gran Teatre del Liceu de Barcelona dijo que dos
cantantes, el kazajo Oleg Bryjak y la alemana Maria Radner,
murieron cuando regresaban a Düsseldorf después de participar en
el montaje de la ópera Siegfried de Richard Wagner.

 (Reporte adicional de la Redacción de París, Berlín, Fráncfort,
Madrid, Ciudad de México y Snatiago. Escrito por Ingrid
Melander; editado en español por Rodrigo Charme y Patricia
Avila)