ACTUALIZA 1-Hallan 11 cadáveres decapitados en región de México donde desaparecieron estudiantes

jueves 27 de noviembre de 2014 16:35 CST
 

(Actualiza con comunicado de fiscalía)

MÉXICO DF, 27 nov (Reuters) - Once cadáveres decapitados fueron hallados el jueves al costado de una carretera en el estado sureño de Guerrero, donde 43 estudiantes fueron secuestrados y presuntamente masacrados hace dos meses, un caso que ha desatado protestas masivas en todo México.

Los cadáveres eran de hombres, estaban parcialmente quemados y tenían disparos de arma de fuego, dijo la fiscalía de Guerrero en un comunicado.

Agregó que las cabezas de las personas no fueron ubicadas en las inmediaciones del lugar donde se hallaron los cuerpos.

Los crímenes ocurrieron en Chilapa, un poblado en dirección a la escuela rural de Ayotzinapa -donde estudiaban los jóvenes desaparecidos- y donde hace unos días fue identificado el cadáver de un sacerdote de Uganda entre restos humanos hallados en medio de la búsqueda de los normalistas.

En esa parte del estado, uno de los más pobres de México, se enfrentan dos bandas del crimen organizado conocidas como Los Rojos y Los Ardillos, ambas derivadas de las fracturas del otrora poderoso cártel de los Beltrán Leyva, y que han llevado la violencia en el estado a niveles sin precedentes.

El caso de los estudiantes ha despertado fuertes críticas al Gobierno de Enrique Peña Nieto, quien anunció un nuevo plan de seguridad que incluye modificaciones legales para eliminar los cuerpos de policía municipal, que a menudo trabajan para los cárteles de la droga, también dedicados a secuestro y extorsión.

Más de 100,000 personas han muerto desde finales del 2006, cuando el ex presidente Felipe Calderón lanzó una campaña frontal contra los cárteles de la droga, que se fragmentaron a medida que caían sus líderes y elevaron la espiral de violencia y la saña con la que los sicarios acaban con sus víctimas.

Alrededor de 30,000 de estos homicidios se han registrado durante los dos años del Gobierno de Peña, que había prometido controlar la violencia heredada de su antecesor. (Reporte de Anahí Rama, editado por Ana Isabel Martínez)