26 de noviembre de 2014 / 11:59 / hace 3 años

RESUMEN-Sauditas no buscarían reducir producción de crudo porque mercado "se estabilizará solo"

4 MIN. DE LECTURA

Por Alex Lawler y Amena Bakr

VIENA, 26 nov (Reuters) - El líder de la OPEP, Arabia Saudita, dijo el miércoles que es improbable que busque un gran cambio en la producción de petróleo durante la reunión del grupo esta semana, un día después de que Rusia se rehusó a cooperar con cualquier recorte de producción.

El ministro de Petróleo de Arabia Saudita, Ali al-Naimi, dijo que espera que el mercado de crudo "finalmente se estabilice por sí solo", pero no comentó sobre las conversaciones sostenidas con Rusia el martes, que no produjeron una promesa firme de Moscú para ayudar a respaldar a los vacilantes precios del petróleo.

El ministro de Petróleo de Irán, Bijan Zangeneh, dijo que algunos miembros de la OPEP -aunque Irán no- se preparaban para una batalla por participación de mercado e insistió en que productores fuera del grupo necesitan participar en cualquier reducción de producción liderada por la OPEP.

"Lo más importante para todos nosotros es la unidad y solidaridad de la OPEP y en esta situación creo que necesitamos tener la contribución de productores fuera de la OPEP para administrar al mercado", declaró Zangeneh a los periodistas.

La reunión del jueves de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) será una de las más cruciales en los últimos años, pues los precios del crudo se han desplomado cerca de un 30 por ciento desde junio, a menos de 79 dólares por barril, debido a la bonanza de la producción de esquisto en Estados Unidos y a un crecimiento económico global más lento.

Entre los 12 países miembros de la OPEP, Venezuela e Irak han llamado a recortes de producción.

La OPEP usualmente enfrenta grandes tensiones desde dentro, pero como las negociaciones por el programa nuclear de Irán terminaron sin avances el lunes, la mayoría de los miembros se sintieron aliviados debido a que no tendrán que lidiar con un diluvio de petróleo iraní, que actualmente es blanco de sanciones occidentales.

Rusia, que no es miembro de la OPEP y que produce 10,5 millones de barriles de crudo por día (bpd), o un 11 por ciento del petróleo global, llegó a la reunión del martes en medio de indicaciones de que aceptaría un recorte en la producción.

La economía rusa está siendo afectada por la caída de los precios y por sanciones occidentales por su papel en la crisis de Ucrania.

Pero al finalizar la reunión con Naimi y con funcionarios de Venezuela y México -que no es miembro del grupo, el jefe de la petrolera estatal rusa Rosneft, Igor Sechin, dio un sorpresivo mensaje: el país no reducirá la producción, incluso si el precio del petróleo cae a 60 dólares por barril.

Sechin agregó que prevé que los precios bajos del petróleo hagan más daño a países productores con mayores costos, en una clara referencia a la bonanza de esquisto en Estados Unidos.

Muchos en la OPEP quedaron sorprendidos por la insinuación de Sechin de que Rusia, que necesita desesperadamente precios del crudo sobre 100 dólares por barril para equilibrar su presupuesto, está lista para una guerra de precios. (Reporte adicional de Rania el-Gamal y David Sheppard; escrito por Dmitry Zhdannikov. Editado en español por Carlos Aliaga/Patricio Abusleme)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below