Presionado Gobierno mexicano alista medidas para mejorar sistema de justicia: legisladores

martes 25 de noviembre de 2014 15:12 CST
 

MÉXICO DF, 25 nov (Reuters) - El Gobierno mexicano dará a conocer esta semana medidas para mejorar la policía y el fallido sistema de justicia, dijeron el martes legisladores, luego de semanas de protestas masivas en el país por la aparente masacre de 43 estudiantes de magisterio hace dos meses.

El jefe del Senado, Miguel Barbosa, del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que las medidas se van a enfocar en la coordinación de la cadena de mando en la policía, así como en mejoras al sistema penal y el acceso a la justicia.

El Gobierno presentaría el plan el jueves, dijo Barbosa en una entrevista con una cadena de radio local.

Ricardo Pacheco, un legislador del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien encabeza la comisión de Justicia en la Cámara de Diputados, dijo que el plan busca darle al Estado más poder para combatir el crimen organizado y la violencia.

Las protestas han puesto bajo presión al presidente Enrique Peña Nieto para acabar con la galopante impunidad y la brutalidad de las fuerzas de seguridad desde que los 43 estudiantes fueron secuestrados por policías corruptos en la ciudad de Iguala, en el sureño y empobrecido estado de Guerrero, la noche del 26 de septiembre.

El Gobierno dice que los estudiantes, quienes asistían a una escuela rural de tendencia de izquierda, eran considerados una amenaza por el ex alcalde de Iguala, que estaba ligado con una banda de drogas.

La policía local entregó los estudiantes a miembros del grupo criminal, quienes aparentemente los habrían asesinado e incinerado sus cuerpos, de acuerdo con el fiscal federal. Sin embargo, las investigaciones no han arrojado una conclusión definitiva de lo que sucedió.

Sólo alrededor de un dos por ciento de los crímenes en México reciben alguna condena y pese a numerosas acusaciones en contra de funcionarios mexicanos de alto nivel en cortes de Estados Unidos, muy pocos de ellos han tenido que enfrentar investigaciones en casa.

En 2008, el Congreso aprobó una reforma que buscaba modernizar el sistema judicial y estableció que en el 2016 todos los estados del país dejarían de llevar a cabo juicios a puertas cerradas y pondrían en marcha procesos orales donde fiscales y defensores presentaran evidencias.

Sin embargo, con menos de dos años para que se cumpla el plazo, sólo un puñado de estados han implementado completa o parcialmente las medidas. (Reporte de Dave Graham, editado en español por Adriana Barrera y Javier Leira)