ANÁLISIS-Gasto público de México se pierde en laberinto de opacidad y corrupción

viernes 26 de diciembre de 2014 11:07 CST
 

Por Luis Rojas

MÉXICO DF, 26 dic (Reuters) - Durante una década, 6.000 millones de dólares desembolsados por el Gobierno de México fueron desviados o despilfarrados, y se sospecha que eso es sólo una parte del dinero que promete seguir evaporándose por una insuficiente supervisión al gasto público.

La histórica poca transparencia en erogaciones del Gobierno federal y la ausencia de fiscalización sobre los estados han fomentado la ineficiencia, el abuso y la corrupción, viejos lastres para la economía y la institucionalidad, según expertos.

Poner orden en el gasto público podría ayudar a impulsar la economía mexicana, justo cuando necesita un empujón.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), un organismo que depende del Congreso y es el único que vigila la ejecución del gasto del Gobierno, logró documentar unos 86,099 millones de pesos (6,000 millones de dólares) perdidos entre el 2001 y el 2012 en subejercicios o pagos indebidos dentro de programas, entre otras irregularidades, en distintas dependencias.

"Sigue la corrupción", sentenció Juan Portal, jefe de la ASF, aunque reconoció que es muy complicado tener una idea de su evolución. "No hay forma de medirla, si es corrupción grande, si crece o se ha estancado".

En la práctica, la ASF solamente audita una muestra del total del gasto, lo hace con bastante retraso y realiza observaciones y denuncias que a menudo no prosperan. Aunque recomienda acciones e informa a la fiscalía de los movimientos sospechosos, no da seguimiento ni puede sancionar.

Por ejemplo, el organismo está haciendo más de 1,400 auditorias del ejercicio presupuestario del año pasado, pero su resultado no será divulgado sino hasta comienzos del 2015.

Es muy probable que encuentre algo. Según cifras del instituto de estadísticas, el año pasado hubo 12,110 sanciones a servidores públicos por corrupción, malversación o peculado.   Continuación...