Miles marchan en capital mexicana en nueva protesta por desaparición de 43 estudiantes

jueves 20 de noviembre de 2014 18:59 CST
 

MÉXICO DF, 20 nov (Reuters) - Miles de personas marchaban el jueves hacia la principal plaza de la capital de México en una nueva manifestación del descontento social por la desaparición 43 estudiantes, que ha causado indignación nacional e internacional, en un país golpeado por la violencia del narcotráfico.

El caso de los estudiantes de magisterio del empobrecido estado de Guerrero, en la costa del Pacífico de México, desaparecidos desde septiembre y que podrían haber sido masacrados por narcotraficantes en complicidad con autoridades locales, se ha vuelto bandera de los mexicanos hartos de la violencia y la impunidad.

"Yo vengo porque no quiero que esto le vaya a pasar a mi hija", dijo Alma Hernández, una trabajadora de 30 años, quien llevaba a su hija de seis años en la manifestación, dividida en tres marchas que se espera converjan en la plaza del Zócalo, en pleno Centro Histórico de la ciudad, frecuente escenario de protestas.

Más temprano, un grupo de manifestantes encapuchados lanzó piedras, cohetes y cócteles Molotov a policías cerca del aeropuerto de la ciudad, al que los protestantes presuntamente buscaban llegar, sin que se reportaran lesionados.

Mientras las movilizaciones se extienden a otros estados, incluso a otros países, los padres de los estudiantes han expresado su desconfianza por los resultados que les ha entregado la fiscalía federal.

El presidente Enrique Peña Nieto ha denunciado que grupos que buscan desestabilizar a México y atentar contra su Gobierno podrían estar detrás de la violencia que se ha registrado en algunas protestas.

Pese a las promesas de Peña de combatir la violencia de los cárteles del narcotráfico, el Gobierno del mandatario, quien asumió el poder a finales del 2012, ha presenciado la muerte de unas 30,000 personas, que se suman a las 70,000 que fallecieron a causa del narco durante el mandato de su predecesor, Felipe Calderón. (Reporte de Liz Díaz, escrito por Tomás Sarmiento, editado por Adriana Barrera)